Lema pastoral 2018-2019

Lema pastoral 2018-2019

27/1/14

Papa Francisco y Conclusión de la Semana de oración por la unidad de los cristianos









(RV).-  La tarde del 25 de enero, el Papa Francisco se trasladó a la Basílica romana de San Pablo Extramuros para presidir, en la fiesta de la conversión del Apóstol de las gentes, las Segundas Vísperas, culminando así la Semana de oración por la unidad de los cristianos de este año.


Texto completo de la homilía del Papa  Francisco
 



«¿Está dividido Cristo?» (1 Co 1,13). La enérgica llamada de atención de san Pablo al comienzo de su Primera carta a los Corintios, que resuena en la liturgia de esta tarde, ha sido elegida por un grupo de hermanos cristianos de Canadá como guión para nuestra meditación durante la Semana de Oración de este año.

El Apóstol ha recibido con gran tristeza la noticia de que los cristianos de Corinto están divididos en varias facciones. Hay quien afirma: «Yo soy de Pablo»; otros, sin embargo, declaran: « Yo soy de Apolo»; y otros añaden: «Yo soy de Cefas». Finalmente, están también los que proclaman: «Yo soy de Cristo» (Cf. v. 12).

Pero ni siquiera los que se remiten a Cristo merecen el elogio de Pablo, pues usan el nombre del único Salvador para distanciarse de otros hermanos en la comunidad. En otras palabras, la experiencia particular de cada uno, la referencia a algunas personas importantes de la comunidad, se convierten en el criterio para juzgar la fe de los otros.

En esta situación de división, Pablo exhorta a los cristianos de Corinto, «en nombre de nuestro Señor Jesucristo», a ser unánimes en el hablar, para que no haya divisiones entre ellos, sino que estén perfectamente unidos en un mismo pensar y un mismo sentir (Cf. v. 10).
Pero la comunión que el Apóstol reclama no puede ser fruto de estrategias humanas. En efecto, la perfecta unión entre los hermanos sólo es posible cuando se remiten al pensar y al sentir de Cristo (Cf. Flp 2, 5).

Esta tarde, mientras estamos aquí reunidos en oración, nos damos cuenta de que Cristo, que no puede estar dividido, quiere atraernos hacia sí, hacia los sentimientos de su corazón, hacia su abandono total y confiado en las manos del Padre, hacia su despojo radical por amor a la humanidad. Sólo él puede ser el principio, la causa, el motor de nuestra unidad.

Cuando estamos en su presencia, nos hacemos aún más conscientes de que no podemos considerar las divisiones en la Iglesia como un fenómeno en cierto modo natural, inevitable en cualquier forma de vida asociativa. Nuestras divisiones hieren su cuerpo, dañan el testimonio que estamos llamados a dar en el mundo.

El Decreto sobre el ecumenismo del Vaticano II, refiriéndose al texto de san Pablo que hemos meditado, afirma de manera significativa: «Con ser una y única la Iglesia fundada por Cristo Señor, son muchas, sin embargo, las Comuniones cristianas que se presentan a los hombres como la verdadera herencia de Jesucristo; ciertamente, todos se confiesan discípulos del Señor, pero sienten de modo distinto y marchan por caminos diferentes, como si Cristo mismo estuviera dividido». Y, por tanto, añade: «Esta división contradice clara y abiertamente la voluntad de Cristo, es un escándalo para el mundo y perjudica a la causa santísima de predicar el Evangelio a toda criatura» (Unitatis redintegratio, 1).

¡Todos nosotros hemos sido dañados por las divisiones! ¡Ninguno de nosotros queremos llegar a ser un escándalo! Y por esto todos nosotros caminamos juntos, fraternamente, por el camino hacia la unidad, también haciendo unidad en el caminar, esa unidad que viene del Espíritu Santo y que nos lleva a una singularidad especial, que sólo el Espíritu Santo puede hacer: esa diversidad reconciliada.
¡El Señor nos espera a todos, nos acompaña a todos: está con todos nosotros en este camino de la unidad!

Queridos amigos, Cristo no puede estar dividido. Esta certeza debe animarnos y sostenernos para continuar con humildad y confianza en el camino hacia el restablecimiento de la plena unidad visible de todos los creyentes en Cristo. Me es grato recordar en este momento la obra de dos grandes Papas: los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II. Tanto uno como otro fueron madurando durante su vida la conciencia de la urgencia de la causa de la unidad y, una vez elegidos como Obispos de Roma, han guiado con determinación a la grey católica por el camino ecuménico. El Papa Juan, abriendo nuevas vías, antes casi impensables. El Papa Juan Pablo, proponiendo el diálogo ecuménico como dimensión ordinaria e imprescindible de la vida de cada Iglesia particular. Junto a ellos, menciono también al Papa Pablo VI, otro gran protagonista del diálogo, del que recordamos precisamente en estos días el quincuagésimo aniversario del histórico abrazo en Jerusalén con el Patriarca de Constantinopla, Atenágoras.

La obra de estos predecesores míos ha conseguido que el aspecto del diálogo ecuménico se haya convertido en una dimensión esencial del ministerio del Obispo de Roma, hasta el punto de que hoy no se entendería plenamente el servicio petrino sin incluir en él esta apertura al diálogo con todos los creyentes en Cristo. También podemos decir que el camino ecuménico ha permitido profundizar la comprensión del ministerio del Sucesor de Pedro, y debemos confiar en que seguirá actuando en este sentido en el futuro. Mientras consideramos con gratitud los avances que el Señor nos ha permitido hacer, y sin ocultar las dificultades por las que hoy atraviesa el diálogo ecuménico, pidamos que todos seamos impregnados de los sentimientos de Cristo, para poder caminar hacia la unidad que él quiere. ¡Y caminar juntos ya es hacer unidad!

En este ambiente de oración por el don de la unidad, quisiera saludar cordial y fraternalmente a Su Eminencia el Metropolita Gennadios, representante del Patriarcado Ecuménico, a Su Gracia David Moxon, representante del arzobispo de Canterbury en Roma, y a todos los representantes de las diversas Iglesias y Comunidades Eclesiales que esta tarde han venido aquí.

Con estos dos hermanos, en representación de todos, hemos rezado en el Sepulcro de Pablo y hemos dicho entre nosotros: “¡Oramos para que Él nos ayude en este camino, en este camino de la unidad, el amor, haciendo camino de unidad!”. La unidad no vendrá como un milagro al final: la unidad viene en el camino, la hace el Espíritu Santo en el camino. Si nosotros no caminamos juntos, si nosotros no rezamos unos por otros, si nosotros no trabajamos en tantas cosas que podemos hacer en este mundo por el Pueblo de Dios, ¡la unidad no vendrá! Se hace en este camino, en cada paso, y no la hacemos nosotros: la hace el Espíritu Santo, que ve nuestra buena voluntad.


Queridos hermanos y hermanas, oremos al Señor Jesús, que nos ha hecho miembros vivos de su Cuerpo, para que nos mantenga profundamente unidos a él, nos ayude a superar nuestros conflictos, nuestras divisiones, nuestros egoísmos, ¡y recordemos que la unidad siempre es superior al conflicto! Y nos ayude a estar unidos unos a otros por una sola fuerza, la del amor, que el Espíritu Santo derrama en nuestros corazones (Cf. Rm 5, 5). Amén.

23/1/14

Manuel Saturino da Costa Gomes, S.C.J: Un dehoniano en el Tribunal de la Rota Romana









Ciudad del Vaticano, 23 enero 2014 (VIS).- 
El Papa Francisco ha nombrado Prelados Auditores del Tribunal de la Rota Romana a monseñor Antonio Bartolacci, hasta ahora Jefe de la Cacilleria del mismo Tribunal, y a  Manuel Saturino da Costa Gomes, S.C.J., hasta ahora Docente de Derecho Canónico en la Facultad de Teología, Director del Instituto Superior de Derecho Canónico en la Universidad Católica Portuguesa y Juez del Tribunal Patriarcal de Lisboa.


Curriculum Vitae

El P. Manuel Gomes da Costa Saturnino es el hijo de Manuel Gomes da Costa y Ludovina. Nacido 29 de noviembre 1952 en Machico, Madeira (Portugal). Fue bautizado el 4 de enero de 1953 en Machico, Diócesis de Funchal y confirmó 17 de mayo de 1964, en Funchal.

En 1967 ingresó en el Colegio Misionero del Sagrado Corazón (Funchal) de los Sacerdotes del Sagrado Corazón, SCJ. De 1972 a 1974 estudió en el Instituto Sagrado Corazón Misionero, en Coimbra, donde completó su educación secundaria.Comenzó su noviciado en la Casa del Sagrado Corazón (Aveiro), el 6 de octubre de 1974 y realizó su profesión religiosa el 7 de octubre de 1975, en la casa de noviciado. Hizo los votos perpetuos el 29 de septiembre de 1979 en el Seminario de Nuestra Señora de Fátima. Recibió el Ministerio de Lector el 21 de diciembre de 1980, y el Ministerio de Acólito el 13 de mayo de 1981 en Lisboa. Fue ordenado diácono el 30 de Mayo de 1982 en la Catedral de Lisboa, por D. António Ribeiro y sacerdote el 14 de agosto de 1983, en la catedral de Funchal, por D. Teodoro de Faria.

Completó sus estudios de teología en la Universidad Católica (Lisboa), de 1975 a 1982, con la interrupción entre 1977 a 1979 para hacer la Etapa de Vida Religiosa en el Colegio Misionero del Sagrado Corazón.
De 1982 a 1987 estudió en el Instituto  Utriusque Iuris  de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, donde obtuvo la Licenciatura y el Doctorado en Derecho Canónico.

Fue 1º Consejero del Colegio Internacional (Roma) 1985-1989, Secretario General Adjunto 1985-1986 y Secretario General Adjunto de la Congregación 1986-1989..

Al volver a Portugal, fue Superior del Seminario de Nuestra Señora de Fátima 1989-1992. Fue también Consejero, Director Espiritual y Entrenador de los escolásticos de la Provincia.

Comenzó la enseñanza del derecho canónico en la Facultad de Teología de la Universidad Católica en 1989. Fue nombrado Juez del Tribunal Patriarcal de Lisboa en 1990. También fue Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica 1996-2002.

De 1994 a 1997 fue secretario provincial de la Provincia Portuguesa de los Dehonianos
.
Fue el primer director del Centro de Estudios de Derecho Canónico, que fue sustituido más tarde por el Instituto de Derecho Canónico, donde también fue Director de enero 2005 hasta julio 2011.

De 2003 a 2005 fue párroco de la Parroquia de San José Bairro da Boavista.

Es miembro de la  Delegación de la Santa Sede en la Comisión Mixta para la aplicación del Concordato y es también miembro de la Comisión de Libertad Religiosa.
También asistente eclesiástico de la Congregación de las Hermanas de la Reparación de Nuestra Señora de Fátima.


En 2013 fue de nuevo nombrado Director Espiritual y 1º Consejero del Seminario de Nuestra Señora de Fátima,  funciones que desempeñaba en la actualidad.

22/1/14

Mensaje del Papa al Foro Económico Mundial de Davos




El Papa Francisco, con un grupo de personas sin hogar e inmigrantes en...
El Papa Francisco, con un grupo de personas sin hogar e inmigrantes en Roma 


En la edición 2014 de la reunión anual del Foro Económico Mundial, que comienza este miércoles en Davos, Suiza, participarán cerca de 40 jefes de Estado y de Gobierno. En total más 2.500 participantes procedentes de casi 100 países, entre los que se incluyen más de 1.500 líderes empresariales de las mil compañías que forman parte del Foro, además de representantes de organizaciones internacionales, la sociedad civil, los medios de comunicación, la educación y las artes.

El Foro Económico Mundial fue fundado en 1971 por Klaus Schwab, profesor de economía de Suiza, quien ha asegurado que este año el encuentro se produce con el mundo en un "momento crítico", ya que la reducción de crisis económicas en el corto plazo da lugar a la necesidad "profunda" de nuevas reformas estructurales en los mercados emergentes.


El Papa había sido invitado a participar en estel Foro, un emblema del liberalismo económico, por el presidente del mismo, el profesor Klaus. 
Francisco ha declinado acudir en persona a esa reunión.



Mensaje del Papa al Foro de Davos:
 



Al Profesor Klaus Schwab

Presidente ejecutivo del Foro económico mundial


Le agradezco mucho su amable invitación para dirigirme a la reunión anual del Foro Económico Mundial, que, como de costumbre, se celebrará en Davos- Klosters, a final del mes. Confiando en que este encuentro brinde una oportunidad para una reflexión más profunda sobre las causas de la crisis económica que sacude al mundo en los últimos años, quisiera aportar algunas consideraciones con la esperanza de que puedan enriquecer los debates del Foro y dar una contribución útil a su importante labor.

La nuestra, es una época de grandes cambios y avances significativos en diversas áreas, y esto tiene consecuencias importantes para la vida humana. Efectivamente "son de alabar los avances que contribuyen al bienestar de la gente, como, por ejemplo, en el ámbito de la salud, de la educación y de la comunicación” (Evangelii Gaudium, 52), así como en muchos otros sectores de la actividad humana, y hay que reconocer el papel fundamental desempeñado por la economía moderna en estos cambios, a la hora de fomentar y desarrollar los recursos inmensos de la inteligencia humana.

Sin embargo, los objetivos logrados -aunque hayan reducido la pobreza de un gran número de personas - a menudo han llevado aparejada una amplia exclusión social.
De hecho, la mayor parte de los hombres y mujeres de nuestro tiempo siguen experimentando la inseguridad cotidiana, y no raramente con consecuencias trágicas.

Con respecto a vuestra reunión, me gustaría hacer hincapié en la importancia que tienen los distintos sectores políticos y económicos en la promoción de un enfoque inclusivo que tenga en cuenta la dignidad de toda persona humana y el bien común.

Me refiero a la atención que debería plasmar cualquier decisión política y económica, pero que, de momento, parece ser poco más que un replanteamiento.
Los que trabajan en estos sectores tienen una responsabilidad precisa para con los demás, especialmente con los más frágiles, débiles y vulnerables.

Es intolerable que todavía miles de personas mueran cada día de hambre, a pesar de las grandes cantidades de alimentos disponibles y, a menudo, simplemente desperdiciados.

Del mismo modo, no pueden dejar de impresionarnos los innumerables refugiados que buscando condiciones de vida con un mínimo de dignidad, no sólo no consiguen encontrar hospitalidad, sino que a menudo mueren trágicamente mientras se desplazan de un lugar a otro.

Sé que estas son palabras fuertes, incluso dramáticas, pero al mismo tiempo quieren reafirmar y desafiar la capacidad de este Foro para marcar la diferencia. De hecho, los que han demostrado la capacidad para innovar y mejorar la vida de muchas personas a través de su creatividad y experiencia profesional, pueden ofrecer una contribución adicional poniendo sus capacidades al servicio de los que aún viven en medio de una terrible pobreza.

Hace falta, por lo tanto, un renovado, profundo y amplio sentido de responsabilidad por parte de todos. “La vocación de un empresario es una noble tarea, siempre que se deje interpelar por un sentido más amplio de la vida” (Evangelii Gaudium , 203).
De este modo, los hombres y las mujeres pueden servir más eficazmente al bien común y hacer que los bienes del mundo sean más accesibles para todos.

Sin embargo, el crecimiento de la igualdad requiere algo más que el crecimiento económico, aunque si lo presupone.

Se requiere, en primer lugar, "una visión trascendente de la persona" (Benedicto XVI , Caritas in Veritate, 11 ), porque "sin la perspectiva de una vida eterna, el progreso humano en este mundo se queda sin aliento”. (Ibid) .

Además, necesita decisiones, mecanismos y procesos encaminados a una mejor distribución de la riqueza, la creación de fuentes de empleo y la promoción integral del pobre, que va más allá de una simple mentalidad de asistencia.

Estoy convencido que una apertura tal a lo trascendente puede dar forma a una nueva mentalidad política y económica, capaz de reconducir toda la actividad económica y financiera dentro de un enfoque ético que sea verdaderamente humano.

La comunidad económica internacional puede contar con muchos hombres y mujeres de gran honestidad e integridad personal, cuya labor se inspira y guía por nobles ideales de justicia, generosidad y atención por el auténtico desarrollo de la familia humana.

Os exhorto a aprovechar estos grandes recursos humanos y morales, y a haceros cargo de este desafío con determinación y visión de futuro. Sin ignorar, por supuesto, los requisitos específicos, científicos y profesionales, de cada sector, os pido que os esforcéis para que la humanidad se sirva de la riqueza y no sea gobernada por ella.

Estimado Presidente, queridos amigos espero que podáis ver en estas breves palabras un signo de mi atención pastoral y una aportación constructiva para que vuestra actividad sea siempre más noble y fecunda.
Renuevo mis mejores deseos para el éxito de la reunión e invoco la bendición divina sobre vosotros y los participantes del Foro, así como sobre vuestras familias y vuestro trabajo.


Vaticano, 17 de enero de 2014.
 

Francisco




20/1/14

Roma: Itinerario Formativo para laicos dehonianos adultos





La comisión de Coordinación del Itinerario Formativo, formado por representantes religiosos SCJ y otros representantes de instituciones unidas al carisma dehoniano,  se reunió en Roma, del 17 al 20 de enero 2014, con el fin de ultimar el proyecto de formación de laicos dehonianos adultos y preparar el Encuentro Mundial de delegados de la Familia Dehoniana que tendrá lugar en Roma,  en el mes de  mayo de  2014.




19/1/14

Valencia Reunión grupo local de laicos dehonianos







LAICOS DEHONIANOS VALENCIA

15- Enero- 2014


El miércoles, día 15 de enero, nos reunimos en los locales de Esic el grupo local. Faltaron 5 personas, por motivos diversos.
Tras la oración inicial, se leyó el texto del Padre Dehon. Y después se proclamó la Buena Noticia.

Hubo una reflexión sobre cada texto evangélico y una enriquecedora  puesta en común sobre el mismo, en un ambiente fraterno.

Oración inicial:

Señor Jesús, envía tu Espíritu, para que Él nos ayude a comprender la Palabra.
Crea en nosotros el silencio para escuchar tu voz en la Creación y en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren.
Te lo pedimos a Ti, Jesús, Hijo de María, que nos has revelado al Padre y enviado tu Espíritu. Amén

Padre Dehon: “La sagrada Escritura y la lectura espiritual”

La sagrada Escritura es, con la divina eucaristía, el alimento de nuestra vida espiritual. Es una parte de nuestro pan sobrenatural. “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4,4).

Los Sacerdotes del Corazón de Jesús, de­seosos de acrecentar su propia vida sobrenatural, harán de la sagrada Escritura su pan cotidiano. Éste será su estudio preferido. En la sagrada Escritura, con la ayuda de la oración, es donde aprenderán mejor a conocer al Corazón de Jesús, objeto de su único amor.

El apóstol san Juan es por excelencia el apóstol del amor, el teólogo del Corazón de Jesús, aunque todos los libros sagrados nos hablan del Salvador.
En el Antiguo Testamento, Jesús es anunciado, figurado y preparado.
En el Evangelio, lo vemos viviendo sobre la tierra, con sus palabras y sus misterios.
En las Epístolas, en los Hechos de los Apóstoles y en el Apocalipsis, Jesús aparece continuado en la Igle­sia y triunfante en el cielo.

Todas nuestras lecturas de la sagrada Escritura y de los autores ascéticos han de servimos para conocer mejor a Jesús, a fin de aprender a amarle más.
El fruto de estas lecturas, como el de nuestras oraciones, ha de ser siempre un amor nuevo y más ardiente al Corazón de Jesús.  (Directorio Espiritual, 143)


Mateo 3, 13-17

En aquel tiempo,
fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. 
Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole:
-«Soy yo el que necesito que tú me bautices,  ¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó:
-«Déjalo ahora.   Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »
Entonces Juan se lo permitió.
Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma  y se posaba sobre él.
Y vino una voz del cielo que decía-
-«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»


Juan 1,29-34

Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo:
Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
A éste  me refería yo cuando dije:
 “Detrás de mí viene uno que es superior a mí, porque ya existía antes que yo” 
Ni yo mismo sabía quién era, pero Dios me encomendó bautizar precisamente para que él tenga ocasión de darse a conocer a Israel.
Y Juan prosiguió:
-He visto que el Espíritu  bajaba del cielo como una paloma, y permanecía sobre él.
 Ni yo mismo sabía quién era, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo:
-Aquél sobre quien veas que baja el Espíritu y permanece sobre él,
ése es quien ha de bautizar con Espíritu Santo."
 Y puesto que lo he visto, testifico que éste es el Hijo de Dios.



 

Fotos de archivo del grupo de Valencia

7/1/14

Papa Francisco: Rezo del Ángelus en la fiesta de la Epifanía





Queridos hermanos y hermanas.

Hoy celebramos la Epifanía, "manifestación" del Señor. Esta fiesta está ligada al relato bíblico de la venida de los Magos de Oriente a Belén para rendir homenaje al Rey de los Judíos: un episodio que el papa Benedicto XVI ha comentado maravillosamente en su libro sobre la infancia de Jesús. Esa fue precisamente la primera "manifestación" de Cristo a los gentiles. Por lo tanto, la Epifanía pone en evidencia la apertura universal de la salvación traída por Jesús. La liturgia de este día vítores: "Te adorarán, Señor, todos los pueblos de la tierra". Entre nosotros y para todos los pueblos.

De hecho, esta fiesta nos hace ver un doble movimiento:
Por un lado, el movimiento de Dios hacia el mundo, hacia la humanidad - de toda la historia de la salvación, que culmina en Jesús .
Y, por otro lado, el movimiento de los hombres hacia Dios. Pensemos en las religiones,  la búsqueda de la verdad, al camino de los pueblos hacia la paz, la paz interior, la justicia, la libertad.

Y este doble movimiento es impulsado por una atracción mutua. Por parte de Dios, es su amor por nosotros: somos sus hijos, nos ama, y quiere liberarnos del mal, la enfermedad, la muerte, y llevarnos a su casa, en su Reino.
"Dios, por pura gracia, nos lleva a unirnos a Él".

Y también de nuestro lado hay un amor, un deseo: el bien nos atrae, la verdad nos atrae, la vida, la felicidad, la belleza...

Jesús es el punto de encuentro de esta atracción mutua y este doble movimiento. Es Dios y hombre.
¡Pero la iniciativa es de Dios! ¡El amor de Dios viene primero que el nuestro! Él siempre toma la iniciativa, Él nos espera, Él nos invita.
La iniciativa es siempre suya.

Jesús es Dios que se ha hecho hombre, se ha encarnado, ha nacido para nosotros.
La nueva estrella que se apareció a los Magos era la señal del nacimiento de Cristo. Si no hubieran visto la estrella, esos hombres no habrían ido.
La luz nos precede, la verdad nos precede, la belleza nos precede. Dios nos precede.
El profeta Isaías decía que Dios es como la flor de la magnolia, porque en aquella tierra la magnolia es lo primero que florece.
Y Dios siempre nos precede, siempre es el primero, nos busca y da siempre el primer paso, y esta gracia ha aparecido en Jesús.
Él es la epifanía, la manifestación del amor de Dios.

La Iglesia está dentro de este movimiento de Dios hacia al mundo: su alegría es el Evangelio, es reflejar la luz de Cristo.
La Iglesia es el pueblo de los que han experimentado esta atracción y la llevan dentro, en el corazón y en la vida.
Me gustaría decir sinceramente a aquellos que se sienten lejos de Dios y de la Iglesia, decir respetuosamente a los que son temerosos o a los indiferentes: ¡El Señor también te llama a ser parte de su pueblo y lo hace con gran respeto y amor!. El Señor te llama, el Señor  te busca, el Señor  te espera.  
El Señor no hace proselitismo, da amor.
Y ese amor te busca, a ti, que en este momento no crees o estás lejos.   

Le pedimos a Dios, para toda la Iglesia, la alegría de evangelizar, porque "ha sido enviada por Cristo para manifestar y comunicar la caridad de Dios a todos los pueblos" (Ad gentes, 10).

La Virgen María nos ayude a ser, todos, discípulos-misioneros, pequeñas estrellas que reflejan su luz.

Y rezamos para que los corazones se abran para acoger el anuncio, y todos los hombres lleguen "a ser partícipes de la promesa por medio del evangelio" (Ef. 3,6).

5/1/14

Puente la Reina: Reunión y Festival Navideño del grupo local







Nos reunimos en los locales de la casa de los scj de Puente la Reina el padre Lorenzo, Merche Ochoa, Ángela, Ascen, Rubén, Merche, Mª Jesús, Alfonso y Javier. (Algo más tarde se unen al grupo Lucrecia y Jose Ramón)

ORDEN DEL DIA

. Oración Inicial (17.00-17.15h.)
<< No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad, un salvador >>

1) Análisis y aprobación si procede del Estatuto Laicos Dehonianos en España. (17.15-15-30 h.)    
Al estar todos de acuerdo con los últimos cambios se aprueba por unanimidad                                                                   
2). Asuntos internos (Cuotas, fondo común Laicos Navarra…) (17.30 h.)
Después de varios apuntes y propuestas se decide seguir con este punto en el próximo encuentro
3) Ensayo Festival Navideño (17.45h.-18.15 h.):
+ Representación Navideña (Familia de Nazaret, Orentxero,…)
+ Villancicos…
Ensayamos los villancicos (y después de encomendarnos a Santa Cecilia, patrona de los músicos, nos dirigimos a Muruzabal)
4) Salida a la Residencia Betania de Muruzabal (18.30 h.)
5) Festival Navideño en Betania-Muruzabal (18.45 h.)
6) Compartir dulces y felicitar la Navidad a los mayores (19.30 h.)










Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón