Lema pastoral 2018-2019

Lema pastoral 2018-2019

27/5/14

El Papa Francisco a sacerdotes, religiosos y seminaristas, desde Getsemaní:





Captura de Youtube



Texto completo del discurso del Papa:
"Salió… al monte de los Olivos, y lo siguieron los discípulos".
Cuando llegó la hora señalada por Dios para salvar a la humanidad de la esclavitud del pecado, Jesús se retiró aquí, a Getsemaní, a los pies del monte de los Olivos. Nos encontramos en este lugar santo, santificado por la oración de Jesús, por su angustia, por su sudor de sangre; santificado sobre todo por su "sí" a la voluntad de amor del Padre. Sentimos casi temor de acercarnos a los sentimientos que Jesús experimentó en aquella hora; entramos de puntillas en aquel espacio interior donde se decidió el drama del mundo.
En aquella hora, Jesús sintió la necesidad de rezar y de tener junto a sí a sus discípulos, a sus amigos, que lo habían seguido y habían compartido más de cerca su misión. Pero aquí, en Getsemaní, el seguimiento se hace difícil e incierto; se hace sentir la duda, el cansancio y el terror. En el frenético desarrollo de la pasión de Jesús, los discípulos tomarán diversas actitudes en relación a su Maestro: de acercamiento, de alejamiento, de incertidumbre.
Nos hará bien a todos nosotros, obispos, sacerdotes, personas consagradas, seminaristas, preguntarnos en este lugar:
¿quién soy yo ante mi Señor que sufre?
¿Soy de los que, invitados por Jesús a velar con él, se duermen y, en lugar de rezar, tratan de evadirse cerrando los ojos a la realidad?
¿Me identifico con aquellos que huyeron por miedo, abandonando al Maestro en la hora más trágica de su vida terrena?
¿Descubro en mí el doblez, la falsedad de aquel que lo vendió por treinta monedas, que, habiendo sido llamado amigo, traicionó a Jesús?
¿Me identifico con los que fueron débiles y lo negaron, como Pedro? Poco antes, había prometido a Jesús que lo seguiría hasta la muerte; después, acorralado y presa del pánico, jura que no lo conoce.
¿Me parezco a aquellos que ya estaban organizando su vida sin Él, como los dos discípulos de Emaús, necios y torpes de corazón para creer en las palabras de los profetas?
O bien, gracias a Dios, ¿me encuentro entre aquellos que fueron fieles hasta el final, como la Virgen María y el apóstol Juan? Cuando sobre el Gólgota todo se hace oscuridad y toda esperanza parece apagarse, sólo el amor es más fuerte que la muerte. El amor de la Madre y del discípulo amado los lleva a permanecer a los pies de la cruz, para compartir hasta el final el dolor de Jesús.
¿Me identifico con aquellos que han imitado a su Maestro y Señor hasta el martirio, dando testimonio de hasta qué punto Él lo era todo para ellos, la fuerza incomparable de su misión y el horizonte último de su vida?
La amistad de Jesús con nosotros, su fidelidad y su misericordia son el don inestimable que nos anima a continuar con confianza en el seguimiento a pesar de nuestras caídas, nuestros errores y nuestras traiciones.
Pero esta bondad del Señor no nos exime de la vigilancia frente al tentador, al pecado, al mal y a la traición que pueden atravesar también la vida sacerdotal y religiosa. Advertimos la desproporción entre la grandeza de la llamada de Jesús y nuestra pequeñez, entre la sublimidad de la misión y nuestra fragilidad humana. Pero el Señor, en su gran bondad y en su infinita misericordia, nos toma siempre de la mano, para que no perezcamos en el mar de la aflicción.
Él está siempre a nuestro lado, no nos deja nunca solos. Por tanto, no nos dejemos vencer por el miedo y la desesperanza, sino que con entusiasmo y confianza vayamos adelante en nuestro camino y en nuestra misión.
Ustedes, queridos hermanos y hermanas, están llamados a seguir al Señor con alegría en esta Tierra bendita. Es un don y una responsabilidad. Su presencia aquí es muy importante; toda la Iglesia se lo agradece y los apoya con la oración.
Desde este lugar santo deseo dirigir a todos un afectuoso saludo y deseo asegurarles que los recuerdo con afecto y los recuerdo con afecto. Los exhorto a ser testigos de la Pasión del Señor.
Imitemos a la Virgen María y a San Juan, y permanezcamos junto a las muchas cruces en las que Jesús está todavía crucificado. Éste es el camino en el que el Redentor nos llama a seguirlo. No hay otro, es este.
"El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí estará mi servidor".




26/5/14

Papa Francisco en Tierra Santa: Eucaristía en el Cenáculo








JERUSALÉN, 26 Mayo 2014 (ACI).- En la homilía de la Eucaristía que preside en el Cenáculo, el lugar en donde Jesús celebró la Última Cena con los Apóstoles, el Papa Francisco reflexionó sobre la importancia de este lugar, sobre la Iglesia en salida que también se recoge en oración con el Espíritu Santo y que con Él, busca renovar la faz de la tierra.
Texto completo de la homilía del Papa:
Queridos hermanos:
Es un gran don del Señor estar aquí reunidos, en el Cenáculo, para celebrar la Eucaristía.
Mientras los saludo con fraterna alegría, deseo agradecerles su significativa presencia. Les aseguro que tienen un lugar especial en mi corazón, en mi oración.
Aquí, donde Jesús consumó la Última Cena con los Apóstoles; donde, resucitado, se apareció en medio de ellos; donde el Espíritu Santo descendió abundantemente sobre María y los discípulos. Aquí nació la Iglesia, y nació en salida. Desde aquí salió, con el Pan partido entre las manos, las llagas de Jesús en los ojos, y el Espíritu de amor en el corazón.
En el Cenáculo, Jesús resucitado, enviado por el Padre, comunicó su mismo Espíritu a los Apóstoles y con esta fuerza los envió a renovar la faz de la tierra.
Salir, marchar, no quiere decir olvidar. La Iglesia en salida guarda la memoria de lo que sucedió aquí; el Espíritu Paráclito le recuerda cada palabra, cada gesto, y le revela su sentido.
El Cenáculo nos recuerda el servicio, el lavatorio de los pies, que Jesús realizó, como ejemplo para sus discípulos. Lavarse los pies los unos a los otros significa acogerse, aceptarse, amarse, servirse mutuamente. Quiere decir servir al pobre, al enfermo, al excluido, al que resulta antipático, al que me fastidia.
El Cenáculo nos recuerda, con la Eucaristía, el sacrificio. En cada celebración eucarística, Jesús se ofrece por nosotros al Padre, para que también nosotros podamos unirnos a Él, ofreciendo a Dios nuestra vida, nuestro trabajo, nuestras alegrías y nuestras penas…, ofrecer todo en sacrificio espiritual.
El Cenáculo nos recuerda la amistad. "Ya no les llamo siervos –dijo Jesús a los Doce-… a ustedes les llamo amigos". El Señor nos hace sus amigos, nos confía la voluntad del Padre y se nos da Él mismo. Ésta es la experiencia más hermosa del cristiano, y especialmente del sacerdote: hacerse amigo del Señor Jesús. Descubrir en su corazón que Él es amigo.
El Cenáculo nos recuerda la despedida del Maestro y la promesa de volver a encontrarse con sus amigos. "Cuando vaya…, volveré y les llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estén también ustedes". Jesús no nos deja, no nos abandona nunca, nos precede en la casa del Padre y allá nos quiere llevar con Él.
Pero el Cenáculo recuerda también la mezquindad, la curiosidad –"¿quién es el traidor?"-, la traición. Y cualquiera de nosotros, y no sólo siempre los demás, puede encarnar estas actitudes, cuando miramos con suficiencia al hermano, lo juzgamos; cuando traicionamos a Jesús con nuestros pecados.
El Cenáculo nos recuerda la comunión, la fraternidad, la armonía, la paz entre nosotros. ¡Cuánto amor, cuánto bien ha brotado del Cenáculo! ¡Cuánta caridad ha salido de aquí, como un río de su fuente, que al principio es un arroyo y después crece y se hace grande… Todos los santos han bebido de aquí; el gran río de la santidad de la Iglesia siempre encuentra su origen aquí, siempre de nuevo, del Corazón de Cristo, de la Eucaristía, de su Espíritu Santo.
El Cenáculo, finalmente, nos recuerda el nacimiento de la nueva familia, la Iglesia, nuestra Santa Madre Iglesia, constituida por Cristo resucitado. Una familia que tiene una Madre, la Virgen María. Las familias cristianas pertenecen a esta gran familia, y en ella encuentran luz y fuerza para caminar y renovarse, mediante las fatigas y las pruebas de la vida. A esta gran familia están invitados y llamados todos los hijos de Dios de cualquier pueblo y lengua, todos hermanos e hijos de un único Padre que está en los cielos.
Éste es el horizonte del Cenáculo: el horizonte del Resucitado y de la Iglesia.
De aquí parte la Iglesia en salida, animada por el soplo vital del Espíritu. Recogida en oración con la Madre de Jesús, revive siempre la esperanza de una renovada efusión del Espíritu Santo: Envía, Señor, tu Espíritu, y renueva la faz de la tierra.



22/5/14

Conclusiones del Encuentro Internacional de la Familia Dehoniana





Famiglia-Dehoniana-



Casa General, Roma, 15-20 de mayo de 2014
Encuentro de la Familia Dehoniana

Mensaje final

1. Del 15 al 20 de mayo, 37 miembros de la Familia Dehoniana (laicos, consagrados, religiosos) se han encontrado en la Curia general  de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús en Roma para reflexionar sobre nuestra herencia, para buscar una mejor comprensión de cómo se puede invitar a un mayor número de bautizados a compartir la herencia del P. Dehon, y de cómo, se puede servir plenamente a la Iglesia de nuestros tiempos. Nos hemos encontrado siguiendo el lema: "Un Dehon, muchos dehonianos". EI carisma espiritual, dado al P. Dehon, ha producido como primer fruto la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús. EI carisma dehoniano ha inspirado, sucesivamente, la constitución de la Compagnia Missionaria (CM), las Missionarie dell'Amore Misericordioso del Cuore di Gesù (MAMO), la Fraternitá Mariana del Sacro Cuore (MSC). Ahora un número de mujeres consagradas de variado nivel, así como muchas otras expresiones laicales del carisma dehoniano se encuentran dentro de la "Familia Dehoniana".

2. Este encuentro ha señalado la continuidad con los encuentros de la Familia Dehoniana celebrados en 1990 y en 2000, culminados con la presencia de laicos dehonianos en el XXI Capítulo general SCJ en 2003. En el encuentro de 2000, se redactó y aprobó la Carta de Comunión. Al mismo tiempo, tomó forma una "Propuesta de vida" sobre cómo los laicos podrían vivir el carisma dehoniano. La realidad de la "Familia Dehoniana" ha visto la luz en el Capítulo General de 2003.

3. La Familia Dehoniana en el encuentro de 2014 celebró la común herencia de las diferentes expresiones de los adherentes, y se ha reunido para:

a.   Discutir y aprobar el ‘lter formativo’. Es un recurso de formación para presentar a los laicos la espiritualidad dehoniana hoy. En un tiempo en el que la gente tiene sed de espiritualidad, deseamos ofrecer a los cristianos un modo de unirse al Corazón de Jesús según el recorrido de la experiencia de fe del P. Dehon.

b. Determinar si es conveniente coordinar las variadas expresiones del carisma dehoniano (organización dentro de la Familia Dehoniana) y, en afirmativo, qué tipo de coordinación sea posible.

4. EI primer día, el P. Marcello Matté ayudó a la asamblea a reflexionar sobre el carisma dehoniano en el contexto cultural y eclesial actual. A la luz de su presentación hemos concluido que:

a.   EI carisma del P. Dehon continua siendo actual;

b. En la fragilidad de la existencia de hoy, el carisma del P. Dehon toca una sed profunda de espiritualidad que nos permite ver místicamente el rostro de Dios hoy en el Corazón de Cristo;

c. Las palabras clave que hemos heredado del P. Dehon, como "reparación", “oblación", "inmolación" pueden aún dar vida al mundo, especialmente cuando se asocian a conceptos como "humanidad", "solidaridad", "compasión" y "misericordia" a la luz de Cristo.

En el encuentro hemos escuchado diferentes testimonios de miembros de la Familia Dehoniana, que nos han mostrado cómo han reconocido el carisma del P. Dehon en su vida y cómo han encontrado al Dios de la compasión misericordiosa a través del corazón de Cristo.

5. Un grupo de trabajo, bajo la guía del Gobierno General de las SCJ, ha desarrollado y presentado un recurso que propone líneas guía para adentrarse en el carisma del P. Dehon. El lter formativo consiste en una serie de encuentros para laicos. Es un recorrido en cuatro etapas, que favorece una introducción progresiva en el carisma del P. Dehon, un camino espiritual para vivir el inexplicable amor de Dios que da la vida al mundo. La conferencia acogió con gratitud el lter y tras sugerir mejoras para los contextos locales y culturales, propone su uso "ad experimentum".

6. La conferencia ha tomado en consideración la necesidad de una coordinación entras las diferentes expresiones de la Familia Dehoniana para:

a. Desarrollar y activar el lter Formativo.
b. Favorecer la comunicación vía Internet, y con medios que facilitan los contactos.
c. Preparar la institución de un futuro comité de coordinación.
d. Crear la posibilidad de un proceso de crecimiento para vivir el carisma.

A partir de estas indicaciones se ha constituido un comité compuesto por dos laicos dehonianos, una consagrada, un religioso SCJ y un miembro del Consejo General. Los miembros del comité permanecen en su cargo tres años.

7. Agradecidos por la experiencia, que nos ha reunido en estos días para compartir la común herencia espiritual, regresamos a nuestras realidades locales con el fruto de lo que hemos madurado. El encuentro nos ha convencido nuevamente del don que hemos recibido y del deseo de realizar para nuestro tiempo la buena noticia del amor incondicionado de Dios.


Roma, 20 de mayo de 2014, en el mes de María









21/5/14

Gravity: reflexión sobre la película. Por Francisco Javier Luengo, SCJ





Gravity2 (1)
 .
.Dirección: Alfonso Cuarón
Producción: David Heyman y Alfonso Cuarón
Guión: Alfonso Cuarón y Jonás Cuarón (su hijo)
Música: Steven Price
Fotografía: Emmanuel Lubezki
Montaje: Mark Sanger y Alfonso Cuarón
Protagonistas: Sandra Bullock y George Clooney
Premios: 7 Premios Óscar. Mejor director, mejor partitura original, mejores efectos visuales, mejor sonido y mejor fotografía, mejor mezcla de sonido y mejor edición y montaje.


Gravity

.
.
.
¿Por qué Gravity?
.
Porque es una película actual que no deja indiferente a nadie. Su director, Alfonso Cuarón, es un director interesante, muy preocupado por la soledad y el sin sentido del hombre moderno. En algunos de sus films deja abierta la puerta a la trascendencia y, si él la deja abierta, ¿por qué no entrar? Él ha reconocido que la película Gravity no tiene motivaciones religiosas pero dice: “Jamás habla de religión ni de Dios; si hay gente que así lo quiere ver, ¡me encanta, qué bueno! La película, a fin de cuentas, es sobre el impulso de vida”. Y en otra parte dijo: “El tema es más cultural que religioso, pero hay una necesidad de aferrarse, una necesidad de creer de la gente, y me parece muy bien”.
.
A mi me parece que es una gran parábola de la situación vital del hombre de hoy. Más que Gravity se debería llamar “Ingravity”. Porque la mayor parte del tiempo lo pasan en el espacio donde no hay gravedad.
.
Propongo un visionado introducido por los dos primeros puntos de esta guía (“¿Por qué Gravity?” y “Argumento”). Después se puede hacer un videofórum espontáneo sobre el cual ir añadiendo las sugerencias que propongo.
.
.
Argumento
.
La doctora “Stone” (atención con el apellido de la señora) y otros dos astronautas están reparando un panel de comunicaciones de la nave “Explorer”. La reparación se está alargando, cuando, desde Houston, les avisan que los rusos han destruido un satélite propio y se les ha ido de las manos. La detonación ha provocado una nube de residuos que viajan a una velocidad inmensa en la misma órbita que ellos. Se provoca un accidente y ahí se desata la odisea.
.
.
Claves Para Ver La Película

·        La ingravidez o el vacío existencial

20131003_gravity_featurettethehumanexperience
.
Tres personas en el espacio en medio de la nada, del vacío, sin condicionamientos ni referencias. No saben lo que es arriba ni abajo, izquierda o derecha… Una imagen potente de lo que es el hombre en el mundo moderno: sin referencias, sin norte, sin verdades absolutas, sin explicaciones del mundo que den sentido. Cada uno tiene su propio sistema de valores y su estilo de vida. No hay padres, ni centro, ni nadie puede arrogarse el poder de tener razón. ¿De quién se puede fiar uno: de los bancos, de los políticos, de la Iglesia? Mejor es inventarse cada uno su propia vida según… ¡sus propias creencias y valores! Y así nadamos en el vacío sin un centro de gravedad que organice nuestras vidas. Solos, rodeados de tecnología, pero incomunicados. La tecnología que nos facilita la vida, también puede amenazarla. Cada uno somos un astronauta metido en su traje con casco, respirando su aire y comunicándose a través de aparatos. Y con la sensación de que somos libres… pero es solo una sensación. Basta que la vida se complique con algún revés o alguna situación límite para que nuestros sentimientos más sombríos nos atenacen: el miedo, la inseguridad, la soledad, la rabia, el odio, el resentimiento, la culpabilidad. Y entonces no sentimos en medio del vacío, sin rumbo…
.
Es interesante ver las actitudes de los dos astronautas: la doctora intenta arreglar un panel que es imposible arreglarlo. Metódica y perfeccionista se recluye en su trabajo, en la actividad, para no percibir su vacío. Mientras Matt Kowalsky, veterano, a punto de jubilarse, se dedica a intentar batir el récord del paseo espacial más largo. O sea, una perfeccionista adicta al trabajo   y un tipo que vive la vida en la banalidad. Los dos concentrados en algo absolutamente inútil y sin sentido.
.
·        Vivir con dos vidas

gravity-stone
.
“Yo conduzco sin más…” , dice Stone, hablando de su vida. Le pregunta Kowalski: “¿Hay alguien ahí abajo mirando hacia arriba pensando en ti?” Tenía una hija que murió trágicamente… Y ya está de la forma más tonta”. La vida es un regalo tan frágil. “Desde entonces es lo que hago: me levanto, voy al trabajo y conduzco sin más”. ¿Se parece a la vida de alguien que conozcamos?
.
Matt: “qué vista tan preciosa”. Resulta que Matt no es tan banal como aparenta. Es capaz de contemplar, se vincula, toma decisiones y… no se rinde… y es capaz de sacrificar su vida por la salvación de su compañera. Me recuerda el trozo del apocalipsis: “No amaron su vida tanto que temieran la muerte”. Amar la vida lo suficiente como para no temer la muerte. Al final, Matt resulta que es un hombre capaz de entregar la vida, de morir por salvar a alguien. Nosotros, los cristianos,  hemos pasado por esa situación: alguien ha dado la vida por nosotros, realmente. ¿Cómo se puede vivir con eso?
.
A pesar de saber que se muere, sigue mandando instrucciones a Rayan. Mandando esperanza y confianza: “quiero oírte decir que lo vas a conseguir, no te detengas”. “Oh, Dios mío, deberías ver el sol sobre el Ganges, es impresionante”. Matt es una fuente de sentido. En medio de la ingravidez y del vacío, se convierte para la Dtra. Stone en un centro de gravedad, en alguien en quien confiar. De hecho, siguiendo sus órdenes, se salva.
.
Este es el gran mensaje pascual: Alguien ha muerto por nosotros para darnos vida. ¿Qué vamos a hacer nosotros con ello? ¿Somos capaces de escuchar las voces del Resucitado que nos llama, que nos indica el camino, que nos invita a seguirle?
.
.
La Oración
 .
Justo cuando todo está perdido, cuando ya nada tiene vuelta atrás, uno no puede menos que conectar con su yo más profundo. Ante la muerte, la verdad surge de lo más hondo y se manifiesta. Y la protagonista empieza a orar aunque no sepa que está orando.
.
Sé que voy a morir, todos lo sabemos.
Pero yo voy a morir hoy.
Lo curioso, ya sabes, es saberlo.
(Es consciente de sí misma, de que está muriendo)
El problema es que todavía estoy asustada.
Estoy muy asustada.
(Conecta con su verdad: el miedo la posee, como cuando estaba viva y no sabía que iba a morir)
Nadie va a llorar por mi. Nadie va a orar por mi alma.
¿Quieres llorar por mi? (A quién se lo dice)
¿Quieres orar por mi?
¿O es demasiado tarde?
Quisiera orar yo misma, pero nunca antes he orado en toda mi vida.
Nadie me enseñó como orar. Nadie me enseñó.

.images

(No sabe cómo orar, pero lo está haciendo. Y como muestra, la escena termina en una lágrima que flota, no puede ascender al cielo, porque ya está en el cielo. Ha estado rodeada de infinito aunque no lo sabía).
 .
¿Hay una oración más perfecta que una lágrima? ¿es que acaso en una lágrima no está contenido todo nuestro dolor, nuestro deseo? ¿No es una lágrima un gesto comunicativo? ¿No expresa una lágrima más que mil palabras? Se me ocurren estas frases de la Palabra de Dios:
.
Filipenses 4:6-7 : “No tengáis miedo; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, cuenta tus peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.”
.
“Un corazón arrepentido y humillado no lo desprecias” Salmo 50
.
.
La Experiencia De La Resurrección
.
La doctora tiene una visión: cuando aparece Matt y le dice: “Tranquila, aquí se está bien, puedes apagar todo y dejarte morir, pero se trata de qué vas a hacer ahora, si decides volver, tienes que aprender a aceptar la muerte de tu hija, tendrás que pisar fuerte y rehacer tu vida. Es hora de volver a casa”.
.
Es una visión. Pero no una visión física, una aparición de un fantasma. Es una experiencia vital, religiosa. Como las que cuenta la Biblia. Como los relatos de la resurrección. Pero nosotros, hombres científicos y materialistas no las entendemos porque decimos: “¡anda ya!”, “¡eso no puede pasar!”. La ciencia dice que es imposible. Pero ni la película ni la Biblia nos están hablando de apariciones fantasmagóricas, sino de experiencias profundas donde notas la presencia real e indiscutible de alguien que te devuelve la fe, la esperanza, la confianza en la vida. Son momentos donde a ti solo no se te hubiera ocurrido la solución, pero alguien habla dentro de ti y de repente se hace la luz.
.
Y como la Doctora Stone, sabe lo que ha vivido, se pone a “hablar con el alma de Matt que está en el cielo y le cuenta que, como va a ver a su hija que le diga: Mamá ha encontrado su zapato rojo y que no voy a rendirme.” ¿No es un acto de fe en la Vida Resucitada? ¿No es una oración profunda? ¿No es un reencuentro con la vida, la esperanza…? Justo en medio del vacío, del miedo y del sinsentido, la doctora Stone está más viva que nunca, porque es la primera vez en mucho tiempo que toma las riendas de su vida y, aunque tiene una posibilidad entre mil de sobrevivir, hace algo con sentido, con voluntad propia, con esperanza.
.
.
Algunos Símbolos
.
Vivir enganchado: cuando se vive en el vacío, uno tiene que estar enganchado a algo para no perderse… Que curioso. ¿A qué vivimos enganchados y nos tiene esclavizados?
.
Cordón umbilical: cuando se desprende la doctora
La nave espacial soyuz como un útero materno: ¿volver a vivir?
Comunicación: 
Cuando intenta comunicarse con él le dice: “dime algo, lo que sea, has estado hablando desde Cabo Cañaveral, no me importaba lo que decías, pero ahora me conformo con cualquiera de sus tonterías”. ¿Cuántas veces minusvaloramos nuestras relaciones, nos parecen anodinas, superficiales, insatisfactorias?

Símbolos religiosos: 
El buda, el icono ruso de Juan Bautista.
El agua en el que cae como un nuevo bautismo. Ella misma, pase lo que pase, va a vivir una experiencia alucinante: estoy preparada. ¡Pascua es eso! Pase lo que pase, confío en ti mi Dios, por encima de todo, a pesar de mis errores, miedos y pecados… estoy preparado para vivir, porque Tú me das la fuerza, Tú me das vida! Y luego cae en el agua, se desnuda y vuelve a vivir: lo mismo que el Bautismo.
.
.
“Gracias”
.
La última escena es grandiosa. Ese “gracias” que pronuncia la protagonista ¿hacia quién va? Es una auténtica oración, pero también una propuesta de vida. Esa es la clave: vivir gratis, vivir en la gratuidad, vivir agradeciendo cada instante que vivimos, vivir sabiendo que nuestra vida no nos pertenece, que es un regalo.
.
Esa puede ser la conclusión de la Resurrección y el espíritu con el que se puede vivir la pascua, con un gracias continuo en la boca y en el cor


Javier Luengo


20/5/14

Encuentro Nacional Laicos dehonianos- Puente la Reina- Del 20 al 22 Junio 2014






     El carisma al servicio de la comunión evangelizadora     




VIERNES, 20 DE JUNIO’2014


20.00 - 21.00 - Acogida, Cena
22.00 – Presentación / Dinámica del Encuentro



SÁBADO, 21 DE JUNIO’2014


  8.30  – Laudes
  9.00 -  Desayuno
10.00 – 1ª Ponencia: Evangelizadores con Espíritu ( P.  Alfredo Urzainqui                     Hualde)
12.00 – 2ª Ponencia: El compromiso por el Reino en León Dehon ( Valentín                  Pérez Flores, SCJ)
14.00 – Comida
15.30 – Peregrinación a la Ermita de Sª Mª de Eunate
16.30 – Visita guiada de la Ermita (Rosa María Latienda)
17.00 – Testimonio “Grupo Ruah”
17.45 – Descanso-Café
18.00-19.00 – Adoración Eucarística, “Grupo Ruah”
20.30 – Cena
22.00 – Visita guiada por la Villa de Puente



DOMINGO, 22 DE JUNIO’2014


  8.45 – Laudes
  9.00 – Desayuno
10.00 – Asuntos internos / Informe del Encuentro Internacional de la                    Familia Dehoniana
11.00 – Eucaristía en la Iglesia del Crucifijo
14.00 – Comida / Despedida


                                                                                                             

Puente la Reina, 20-21-22 de Junio de 2014.

Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón