Lema pastoral 2018-2019

Lema pastoral 2018-2019

26/9/14

Familia Dehoniana: Nuevo Delegado Provincial de Laicos Dehonianos




El P Superior Provincial, José Luís Munilla, scj, ha nombrado a  Fernando Rodríguez Garrapucho, scj,  Delegado Provincial de Laicos Dehonianos.
Desde aquí le damos la bienvenida y le deseamos que, en esta nueva tarea,
sienta la llamada, la cercanía y la fuerza del Espíritu. 




Sustituye a  Ramón Dominguez Fraile, scj,  en esta tarea, que ha realizado durante 6 años.

Agradecemos a Ramón su labor, como delegado provincial, y confiamos en que seguirá junto a nosotros, ya que también  acompaña al grupo de Alba-Salamanca.


Es, ahora,  un buen momento para  dos pinceladas sobre la misión compartida:

Acercarnos a la misión compartida los religiosos y los laicos de la Familia Dehoniana,  es tener la certeza de que es Jesucristo quien nos llama, nos invita a conocerle, y nos envía a vivir y a contagiar, siempre, el Evangelio.

Reflexionar, juntos, sobre el carisma, la espiritualidad y la misión, necesariamente pasa por el deseo de conocer personalmente, cada día más, a Jesucristo.
Como hizo el P Dehon.

Pues el amor de Cristo nos apremia.

C. Pallarés

10/9/14

Madrid: Despedida de los SCJ de la Parroquia de San Juan de Dios









El domingo 7 de septiembre se celebró una eucaristía parroquial, en la que se despidió a los SCJ. porque  dejan la parroquia el día 21 de septiembre,  que será cuando tome posesión el nuevo párroco diocesano.

La eucaristía fue presidida por el P.  Gonzalo Arnaiz y  concelebraron el Vicario Episcopal de la Vicaría IV y los pp. José Carlos Rayo, Pablo Zapirain, Valeriano Gómez, José Manuel Álvarez, José María Vidaurreta y el Diacono  Pablo Cárceles.


1/9/14

Lema - (con)DiosMUÉVETE





Ver... sentir... abrazar... La fórmula de la MISERICORDIA

Para comprender la MISERICORDIA de Dios... este año el grito para el curso será “¡MUÉVETE!”

Pero no es un grito cualquiera. Es más, no sólo es UN grito, sino tres…

Dios nos pide movernos en la vida. Eso de estar quietos, parados, sin cambiar nada de nosotros ni de lo que nos rodea no tiene nada que ver con Dios ni con los cristianos. ¡Tenemos que movernos! ¡Dios nos pide movernos! ¡MUÉVETE!

Pero para nosotros “movernos” está relacionado con la capacidad de ver lo que sucede en el mundo, sentir con él y abrazar las situaciones que necesitan de nuestro corazón y nuestra ayuda. Es lo que sucede con el hijo pródigo, abrazado por su padre… y también con el buen samaritano de las parábolas. Por eso… ¡CONMUÉVETE!


Nos movemos y nos conmovemos porque Dios así nos lo ha enseñado. Él es el primero en ver, sentir y abrazar nuestras historias. Sin Él nada sería igual, ni tampoco podríamos dar profundidad a lo que hacemos, por muy bien que esté. De ahí el último grito: ¡CON DIOS MUÉVETE!

Moverse, conmoverse, moverse con Dios… es la fórmula de la misericordia. Dios está tremendamente volcado en nuestra vida, decide no apartarse de nosotros, quiere extender en nosotros y en nuestro mundo su misericordia. 

¿Estás dispuesto a gritarlo?





Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón