Lema pastoral 2018-2019

Lema pastoral 2018-2019

31/10/12

Yo creo, yo espero en el Amor.





 
Gonzalo Arnaiz, scj.

Cáritas Española edita un librito para el Adviento-Navidad del 2012, que se titula como el encabezado de este artículo.
Al abrirlo y empezar a leerlo me ha cautivado y hasta fascinado las primeras líneas escritas por Rafael Prieto. Como vienen a cuento de lo que hablamos en la convivencia del pasado fin de semana (28 de Octubre) de los laicos dehonianos en Ciempozuelo, os lo trascribo tal cual:
 

“Si yo no creyera, una gran inquietud, una gran oscuridad se apoderaría de mí.
Yo respeto a los que no creen, pero no los envidio.

Si no hubiera Padre en quien confiar y a quien amar…
Si amar o no amar fuera lo mismo, si la muerte fuera más fuerte, si después no hubiera nada, si no hubiera Padre…
Si no hubiera nada que esperar, nada por lo que luchar, si las esperanzas fueran todas lo mismo, es decir, nada…
Si no hubiera premio ni castigo, si no hubiera cielo y tampoco infierno, como quiera que se expliquen…
Si no hubiera Padre, si todo fuera relativo, si no sabemos dónde está la verdad ni en qué se fundamenta la fraternidad y los demás valores…
Si no hubiera Padre, si no hubiera Dios…
 

Una inmensa desgracia se apoderaría de la humanidad. ¡Qué orfandad más angustiosa!

“Si falta Dios, todo pierde sentido. Es como si faltara la dimensión de profundidad y todas las cosas se oscurecieran, privadas de su valor simbólico; como si no “destacaran” de la mera materialidad” (Benedicto XVI).

 

Si Dios no existiera yo moriría sin remedio.

“Si yo existo, Dios existe. Para mí ésta es una necesidad de mi ser, al igual que para millones de personas. A quienes no creen yo no puedo ofrecerles una prueba racional de la existencia de Dios. Afirmo que soy un hombre de fe y oración y que, aunque me hicieran pedazos, confío en que Dios me daría fuerza suficiente para no negarlo, sino, por el contrario, afirmar su existencia… Estoy más seguro de la existencia de Dios que del hecho de que tú y yo estemos sentados en esta habitación. Y puedo atestiguar también que soy capaz de vivir sin aire y sin agua, pero no sin Él. Podrías arrancarme los ojos o cortarme la nariz, pero ello no me causaría la muerte. Ahora bien, si destruyes mi fe en Dios, moriré sin remedio” (Ghandi).

 

Yo creo.

“La fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios” (Benedicto XVI).”

 

Os deseo a todos que viváis como creyentes atraídos por el Amor de Dios manifestado en el Corazón de Cristo Jesús.

 
Gonzalo Arnaiz, scj.

30/10/12

Encuentro nacional de Laicos Dehonianos Ciempozuelos 2012








Ciempozuelos, 26-28 de octubre de 2012


Durante estos días nos reunimos unos 30 laicos con varios religiosos scj en Ciempozuelos, Madrid, para tener nuestro encuentro nacional de Laicos Dehonianos. El encuentro transcurrió en un ambiente de familiaridad, cercanía y cordialidad entre todos los asistentes.

El viernes, por la tarde – noche, nos encontramos en la casa de espiritualidad de la religiosas “Oblatas de Santísimo Redentor” y, después de la cena, tuvimos un buen rato de amena sobremesa para compartir nuestro viaje y nuestras actividades.

En la mañana del sábado tuvimos la charla del P. Eduardo Gómez, scj que nos habló sobre los laicos y el P. Dehon, destacando que ya desde el principio del nacimiento de la congregación ya había laicos junto al P. Dehon. Después de un descanso, Eduardo nos presentó el “Instrumentum Laboris” del nuevo Estatuto a trabajar durante este curso pastoral. Por la tarde contamos con la presencia del P. Gonzalo Arnáiz, que nos invitó a reflexionar sobre la fe y sus consecuencias en nuestro mundo actual. Por la noche estuvimos viendo la película: “Intocable” e hicimos cineforum con ella.

La mañana del domingo la dedicamos a organizar el curso 2012-13 con diversas actividades de formación, y celebramos  una Eucaristía. 

Unos buenos días de encuentro personal con Dios, con los demás y con uno mismo. Un buen encuentro lleno de profundidad, buen hacer y amistad.




29/10/12

Decálogo para la Evangelización en Internet


 





 
 
 
“La Iglesia (…) no está llamada solamente a usar los medios de comunicación para difundir el Evangelio sino, sobre todo hoy más que nunca, a integrar el mensaje de salvación en la “nueva cultura” que estos poderosos medios crean y amplifican. La Iglesia advierte que el uso de las
técnicas y tecnologías de comunicación contemporáneas forman parte de su propia misión en
el tercer milenio” (Juan Pablo II, El rápido desarrollo, 2005, n.2).
 
 
1.     EN EL ORIGEN, CRISTO. Jesús dice: “Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio a toda criatura” (Mc 16,15). Este es el mandato del que nace la llamada a la evangelización también en el Continente Digital.
2.     INTERNET, UN “LUGAR”, NO UN MEDIO. La Red no es sólo un instrumento, es un lugar habitado. Se trata de Evangelizar en Internet, no tanto de ‘usar’ Internet para evangelizar.
3.     LA CLAVE, EL TESTIMONIO.Para la Iglesia el primer medio de evangelización consiste en un testimonio de vida auténticamente cristiana…” (Evangelii Nuntiandi, n.41). Los contenidos no evangelizan de modo auténtico si no los sostiene la forma en que nos relacionamos, nuestro testimonio explícito del amor de Dios, en la Red.
4.     NUESTRA FUERZA, LA GRACIA.Sin mí no podéis hacer nada” (Jn 15, 5). Sólo unidos a Cristo, viviendo una verdadera vida cristiana, en fidelidad y amor a la Iglesia, el iMisionero puede dar un fruto abundante, rebosante y superar la tentación del desaliento y del activismo.
5.     SOMOS PUEBLO, COMUNIDAD. Tan impactante como el testimonio personal es el testimonio comunitario. Una comunidad de testigos, acogedora y abierta, capaz de acompañar hacia Cristo a los que se acercan tiene mucho más fuerza e impacto para iEvangelizar que los proyectos personales aislados.
6.     EN TODO, LA CARIDAD. La soberbia, la división y las críticas sin caridad entre cristianos provoca un escandaloso espectáculo que engendra escepticismo, y a veces hasta ateísmos. Construir Iglesia, pedir y trabajar la comunión, es una urgencia si queremos ser apóstoles de Cristo y no esclavos del Malo, que divide también en la Red.
7.     ABIERTOS, PARA TODOS. iEvangelizar exige abrirse al diálogo con una actitud humilde a todos, no sólo a aquellos que acogen la fe de buen grado. El iMisionero permanece abierto y se acerca a aquellos que desconocen o están más alejados.
8.     LO IMPORTANTE ES EL MENSAJE, NO EL MENSAJERO. Perseguir sólo el tener más seguidores, amigos, visitas… es una forma de idolatría. Debemos estar alerta para no dejarnos atrapar por la fascinación del medio y que el mensaje cae en el olvido. El iMisionero no busca tener éxito personal sino dar los frutos del Reino.
9.     POR LO VIRTUAL A LO PRESENCIAL. La iEvangelización tiene su punto de partida en el mundo digital, pero intenta traspasar sus fronteras y provocar el encuentro en el mundo presencial. La iEvangelización se verifica, se purifica y se potencia con el encuentro presencial.
10.   SIEMPRE DISCÍPULOS, SIEMPRE APRENDIENDO. El iMisionero permanece siempre busca cuál es el lenguaje adecuado para interpelar el corazón humano y anunciar a Cristo. La iEvangelización requiere formación y discernimiento continuos. Nunca debemos pensar que ya tenemos la fórmula adecuada y estable. Para esto el iMisionero necesita una vivencia responsable de la fe y una formación continuada en el ámbito de la comunicación y las nuevas tecnologías.
 
 
 


28/10/12

Una vez al día, durante todo un año.








 
Entre unas cosas y otras, me doy cuenta de que cambiar nuestra vida requiere mucho esfuerzo. Hay quienes, de hecho, creen que mágicamente pueden dar de golpe un volantazo y que todo sea diferente. Pero no le aconsejo a nadie esto, no sea que se cumpla. Suele ser muy doloroso, motivado por un acontecimiento fuerte e impactante, caracterizado por lo tremendo. Puede suceder, y de hecho hay muchos testimonios en su favor. Todo se tambalea, existe un tiempo más o menos prolongado de desconcierto y de oscuridad, los miedos se acentúan, la debilidad y se palpa con más crudeza. Virar, de buenas a primeras, de la noche a la mañana, supone forzar hasta el punto de poder quebrar y romper.
Otra opción, paciente y constante, muy humana y menos llamativa, aunque con su visibilidad y su impacto, es la del paso a paso, la del pequeño grano de arena, la de mover las cosas de su sitio poco a poco, la de lo ínfimo incluso, la del detalle, la del signo, la de lo humilde y sencillo. Una vez al día, podría ser su lema. Una batalla al día vencida, sin pedir nada más. Una propuesta al día, sin buscar grandes cosas. Verdad es que el peligro es carecer de memoria y no saber reconocer los pasos grandes, o las distancias recorridas por mirar sólo lo que tenemos inmediatamente delante. Por eso, darle tiempo prolongado y dilación: un año. Un año plagado de pequeñas cosas, al final del cual mirar sus frutos. Un año sincero y auténticamente vivido, comprometido con nosotros, con el mundo, con la Vida, con la Verdad. Al final del cual, insisto, recapitular, reconocer, ordenar.
1.     Me imagino entonces lo que puede significar en la vida de alguien que todos los días, sin que nunca haya hecho ningún esfuerzo por su parte, sea capaz de leer al menos una página al día. No terminará su año sin poder decir que no ha leído, al menos, dos libros. Y, además, tendrá el placer y regusto de haberlos saboreado, sin perderse en la inmensidad. Conocerá cada personaje al dedillo. Habrá días que, por no cortar, se habrá excedido en su propuesta. Y lo sabrá. Era sólo una página, y ese compromiso le llevó a leer dos o tres, o cuatro, o un capítulo al día. Pero al día siguiente seguirá vigente su compromiso y pacto, primeramente consigo mismo y en obediencia a sí mismo, de su lectura diaria. No es mucho, pero que nadie piense que es poco.
2.     Una foto al día, de las múltiples que hacemos, como una especie de selección de lo vivido. Un rescate mudo y permanente, con fecha y hora, que cribe la inmensidad de imágenes que recibimos. ¡Cómo no educar así el ojo, e incluso el corazón! Sabrás a qué se pega. Mejorará la agudeza e inteligencia. Te hará estar más despierto. Podrás comprobar, al cabo del año, a qué está cogido tu corazón y tu vida, y cuántas veces se ha repetido el leit-motiv de tu existencia, de tu vocación, de aquello capaz de reclamarte por entero. Una vez al día, que no es tanto, pararte y contemplar.
3.     Una acción al día, de las gratuitas, de las comprometidas. De las que dan, sin esperar nada a cambio. De las que te obligan a leer y mirar en la realidad quién necesita de ti y qué cosas puedes dar, qué puedes dar de ti mismo, dónde te puedes compartir. Ayudar a una señora mayor a cruzar, ¡un clásico! Visible para ti, y para otros. Signo de fraternidad nada silencioso en el mundo en el que todos van a lo suyo. Ceder el paso, esperar el siguiente turno del ascensor, recoger algo para alguien que iba cargado con demasiado, dar un abrazo a quien necesita consuelo o  una palabra de ánimo a quien vive el desaliento. Habrá días, como con la lectura, que no se dejará pasar la tercera o cuarta oportunidad para hacer el bien. Todo comenzó por despertar a una pequeña cosa, pero cuando la vida entra en mecánica de amor, en lógica de servicio, en la rutina de la confianza y de la fidelidad se muestra imparable e implacable con el odio, la mentira, la desconfianza, la falsa libertad. Esto lo saben no pocos, sino muchos, cuyas vidas se han visto involucradas en la plenitud hasta semejante punto. Uno me lleva a dos. Y como mínimo habrá siete acciones semanales. ¡Como mínimo!
4.     Una entrada de blog. Y no puedo callarlo, porque en estas estoy. No todos los días son iguales. Algunos muy tediosos carecen de sentido, otros, penosos, provocan acumulación de letras por juntarlas nada más. Los normales, junto a los sublimes, ambos bondadosos son la mayoría. Pero esto no lo sabe aquel que no ha hecho la prueba. Y escribir cada día libera el corazón, abre las entrañas, capacita indiscutiblmente para la convivencia, la libertad, el Reino, la educación. Cada uno, según su vocación. Y rescata, como la foto, aunque menos palpable, una vida que para algunos estaba por terminar, a la que habían dado un ultimatum y se disponía a yacer en el olvido. Quien escribe, lo sabe.
5.     Una vez al día desconectar durante un tiempo, a elección personal. Me comprometería con ello brevemente. No creo que el compromiso anual deba de ser duro y exigente, sino más bien pequeño y humilde, que permita vivirse y adaptarse a muchas circunstancias. Sin que sepamos, dicho sea de paso, lo que sucederá durante el año entero y cómo se probará la fidelidad y la libertad. Por tanto, ¿qué tal si desconectar cinco minutos al día? Aislarse, sentarse en un lugar donde no haya nada más, para descubrir que nunca estaremos solos, para escuchar lo que deba ser escuchado en ese silencio, para soñar lo que no esté soñado en el futuro. Y hacer el esfuerzo de este signo de plenitud y de entrega. ¿Qué crees que ocurrirá al final del año, qué crees que habrá vivido aquel que ha permanecido fiel? Cinco minutos de oración así, ¿dónde nos llevaría?
6.     Buscar una conversación, encontrar a alguien. Se me ocurre. Aprovechando las nuevas tecnologías. Cada día, hablar con alguien a través de algo. De los muchos contados de Whatsapp, de Facebook, de Twitter. Seguramente entre todos ellos superen ampliamente los generosos 365 días del año. Así que, cada día con alguien. Al menos preguntarle cómo le va, cómo está, qué tal, o incluso quién es. Y esperar respuesta. Humanizaría, y no sabemos hasta qué punto, esto de las redes, de internet, de la propia vida.
7.     Un simple tweet con un hashtag propio e inventado para el momento. A modo de foto, por ejemplo, de algo sorprendente que haya ocurrido, o como desahogo, o qué se yo qué. Pero definirlo previamente, y permanencer en el compromiso, pase lo que pase. Una cita, también valdría. Una cita al día, una foto al día, todo lo que sea pequeño vale para vivirlo y comprometerse durante un año entero.
8.     Vivir sin… lo que sea. Durante un año.
Se me han ocurrido estas siete cosas pequeñas, gracias a la inspiración del blog visual de @jotallorente. Su proyecto ya cumple el año. Ya termina. Y estoy deseando escuchar cómo lo ha vivido y recoger, con él, los frutos.
Ahora bien, quien puede con algo mayor, que no se conforme con menos. También es cierto. No sea que las pequeñeces de la existencia nos hagan vivir en lo poco, en lugar de en lo mucho; o en lo pobre y sencillo, en lugar de lo sublime. No sea que, en lugar de vivir para lo grande, a lo alto y a lo ancho en la existencia, nos veamos empujados a lo miserable. Hay muchos que ya, y es de agradecer, llevan vidas entregadas casi absolutamente, cargan sobre sí lo suyo y lo de los demás, sin dejarlo ningún día del año, sin poder separarse por amor de quien sufre, de quien necesita de su alivio, de quien aspira a salir de su mundo y agujero. Quienes han sido llamados a lo grande, no se pueden conformar con menos. Pero, y aquí matizo para terminar, lo sencillo y vivido poco a poco, siempre que la vida te dé oportunidad para ello, cala muy hondo, da vigor desde dentro, inunda de novedad cada rincón de la existencia.
Te animo, de verdad y de corazón, a que hagas tu apuesta. Y si en algo puedo ayudar, aquí estoy. De momento tienes página en blanco.
 

27/10/12

28- Octubre- 2012- Domingo 30 T. Ordinario - B






Reflexión de Carmen Pallarés:



 

 

Otras reflexiones del evangelio: 



Ir a Liturgia o pinchar sobre los nombres:



25/10/12

Pobreza en España: 12 datos para la alarma




 
 
 


Artículo del Diario.es



 


1. El 21,1 % de la población española vive por debajo del umbral de pobreza en 2012. Es una cifra parecida aunque ligeramente menor (0,7 puntos) que la de 2011. Este leve descenso de siete décimas se explica por la estabilidad de los ingresos de los mayores de 65 años: el resto de la población empeora.

 
2. La situación de los hogares más desfavorecidos se agrava: el porcentaje de hogares españoles que llega a fin de mes con "mucha dificultad" alcanza el 12,7 %, frente al 9,8 % de 2011.
 


3. Los ingresos medios anuales de los hogares españoles alcanzaron los 24.609 euros en 2011, con una disminución del 1,9% respecto al año anterior. Si lo dividimos por persona, el ingreso medio de una persona que vive en España es de 9.321 euros, aún un 1,31% más bajo que en 2011.


 
4. La tasa de pobreza disminuye entre los mayores de 65 años: ha pasado del 21,7% en 2010 al 16,9% en 2012. Influye su inmunidad a los vaivenes inmobiliarios, ya que la mayoría ya tiene vivienda en propiedad y pagada, según el INE.

 
5. La tasa de pobreza aumenta entre las personas en edad de trabajar, entre 16 y 64 años, pasando del 19,4% en 2010 al 21,0% en 2012.

 

6. Uno de cada cuatro menores de 16 años se sitúa por debajo del umbral de pobreza.

 

7. La pobreza está relacionada con el nivel de formación: el 28,9% de la población que ha alcanzado un nivel educativo equivalente a la educación primaria o inferior, está en riesgo de pobreza. Cuando el grado alcanzado es la educación superior, dicha tasa se sitúa en el 10,0%.

 

8. La tasa de pobreza entre los inmigrantes no comunitarios en España es del 43,5%. No es un número tan significativo como para forzar demasiado el dato general: si solo midiéramos a los españoles, la tasa sería del 19%, solo dos puntos menos que la común.

 

9. El 44,5% de los hogares no se puede permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año. Este porcentaje es 5,6 puntos mayor que el registrado en 2011.

 

10. El 40,0% de los hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 35,9% del año 2011.

 

11. El 7,4% de los hogares tiene retrasos en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, electricidad, comunidad,...). Este porcentaje es 1,2 puntos mayor que el del año anterior.

 

12. EL 29,9% de los hogares españoles tiene pendiente el pago de una hipoteca. En el 9,3% de los casos se vive de alquiler.

 


 

¿Qué es el riesgo de pobreza para el INE?

El INE fija el umbral de pobreza dependiendo de la distribución de los ingresos por unidad de consumo de las personas. Se fija este umbral en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo de las personas. La tasa de riesgo de pobreza es el porcentaje de personas que está por debajo del umbral de pobreza. En los resultados que se presentan se ha utilizado el umbral para el conjunto nacional. El valor del umbral de pobreza, expresado como ingreso equivalente de la persona, se establece en euros. Esto quiere decir que una persona con unos ingresos anuales por unidad de consumo inferiores a este umbral se considera que está en riesgo de pobreza. El valor del umbral de pobreza, expresado como ingreso total del hogar, depende del tamaño del hogar y de las edades de sus miembros, es decir, del número de unidades de consumo.

 

20/10/12

Misiones dehonianas: Celebración 15 años en Ecuador






15 de Octubre de 1997
 
15 octubre 2012
 
 
 
 
15 años de la primera misión
 
 de los religiosos dehonianos en
 
 Ecuador, en Bahía de Caráquez
 
 
 
 
Se celebró una Eucaristía en acción de gracias en Quito. Se recordó especialmente a Francisco Javier Bravo, scj,  fallecido en el año 2005 y también se recordó a los religiosos que habían participado en esta misión y regresaron a su país de origen.

La celebración fue compartida con numerosos miembros de la parroquia que quisieron sumarse a esta acción de gracias. No faltó la tarta rosada y variadas intervenciones de los fieles que quisieron agradecer de manera personal a la comunidad.

 
 
 

Domund 2012: Los héroes no existen







19/10/12

21- Octubre- 2012- Domingo 29 T. Ordinario - B






Reflexión de Carmen Pallarés:




 

 
 

Otras reflexiones del evangelio:
 
Ir a Liturgia o pinchar sobre los nombres:



18/10/12

Marguerite Barankitse, la heroína de Burundi






He venido a dar testimonio de que
el amor siempre triunfa


Religiónen Libertad.com
 

  

Unos la llaman la “loca”, otros “Maggy la buldócer” y otros simplemente el “ángel de Burundi”. Lo que sí es cierto es que esta mujer de origen tutsi vio la muerte en su vida y en su familia mucho más cerca de lo que capacidad humana es capaz de aguantar.


Murieron 62 familiares suyos en manos de los hutus, y apoyada únicamente en su fe en Dios, en plena guerra civil, comenzó una obra para la reconciliación entre las etnias en Burundi. Esto implicó un camino de muerte y vida, de dolor y esperanza que hoy se traduce en más de 50 mil niños atendidos que han comprendido que el perdón y el amor es el único camino para la paz.

Marguerite Barankitse nació en una aldea de Burundi, de etnia tutsi. Antes de que comenzara la guerra de 1993 entre las dos etnias, ya había adoptado a 7 niños, cuatro hutus y 3 tutsis. Y cuando el conflicto estalló nadie quiso saber nada de ella, incluida su familia. No tuvo más remedio que refugiarse en el obispado. A ella se unieron más de 70 hutus y una mañana, mientras preparaba la comida, un grupo armado de tutsis irrumpió en el obispado y mató delante de ella a todos los adultos.

Para salvar a los 25 niños que custodiaba les ofreció los 11 mil dólares que tenía consigo. Tras la matanza acudió a la capilla del obispado a reclamarle a Dios donde estaban sus hijos, pues no se encontraban ni entre los muertos ni entre los vivos. De repente escuchó la vocecita de alguno de ellos, se habían escondido en la sacristía.

Armada únicamente de su fe en Dios ha logrado captar la atención de muchos periodistas y antiguos amigos que viven en Europa y conseguir los fondos suficientes para iniciar su proyecto la “Casa Shalom”, la casa de la paz, en donde recoge a niños huérfanos de Burundi, el Congo, Ruanda y Tanzania.
Su proyecto consiste en crear una red de aldeas en el que las casas se entregan a los mayores de 16 años, los cuales una vez formados ‘adoptan’ a los niños más pequeños para permitir que éstos puedan criarse en familias interétnicas que les acepten, les quieran y los valoren como personas.

Es fundamental que sean educados para la paz y el perdón. A la vez hay una línea de apoyo laboral y de estudios, consiguiendo enviar incluso a muchos de estos chicos y chicas a Europa o Estados Unidos a estudiar carrera universitaria que posteriormente desarrollarán en Burundi.

Y todo esto en un país que dedica más del 60% de su presupuesto al ejército y sólo un 2% a la educación; uno de los más pobres del mundo con más de 700.000 huérfanos, viviendo miles de ellos en las calles y en donde el sida campa a sus anchas. De hecho un gran número de los niños que tiene acogidos son seropositivos o ya han desarrollado la enfermedad.


Marguerite explica que ella se encontraba entre dos fuegos: por un lado los tutsi, su etnia, y por otro los hutus, sus hermanos en la fe católica. Para unos era una traidora, para los otros una espía.

Durante la guerra fratricida ella salvó a muchos hutus, sus hermanos en la fe, los cuales habían matado a su familia biológica, los tutsi. Y justamente éstos fueron los que mataron a los hutus que ella había salvado: Si yo no fuera cristiana, me habría suicidado”, comenta.


Su punto de partida es muy claro, explica en una conferencia que impartió hace un tiempo en España a los Combonianos: “Mi convicción es que todos somos creados por el amor de Dios, somos hermanos, príncipes y princesas. Somos hijos de Dios, ciudadanos del mundo, del paraíso. Debemos irradiar la gloria de Dios. Es la única vocación humana y por lo que he venido aquí. Me enfado cada vez que veo a mis hermanos con cara triste porque pierden su vocación de príncipes y princesas”.

“Soy tutsi –continúa-, en mi familia he perdido a 62 personas. Sin embargo, nunca he querido ver en mi hermano hutu a un criminal. Porque el bautismo que he recibido me ha convertido en hija de Dios y hermana de todo el mundo”.

Tras la matanza en el obispado dijo: “Señor, me has dado estos niños, enséñame a educarlos con amor”. Ahora muchos de ellos son médicos, maestros, políticos…

“Si uno cree, es capaz de desplazar el odio y el miedo y puede ser el dueño del mundo (…) El que hoy es criminal podrá hacer cosas maravillosas mañana, ya que Dios lo ha salvado. Y la imagen de Dios nunca se nos quita. Somos nosotros los que hacemos que nuestros hermanos se convierten en malos. Si cada vez que nos encontramos con nuestros hermanos vemos en ellos la imagen de Dios, el mundo cambiaría”.

Viajando un día en su coche se encontró en la selva a un joven de 17 años con un arma que la obligó a detenerse y pidió que se arrodillara. Entonces ella le dijo: “No, hijo mío, ninguna madre en el mundo se arrodilla delante de su hijo, menos aún cuando tiene un arma”. Y añadió: “Vete a preguntar a la persona que te dio el arma dónde están sus hijos. Están estudiando en el extranjero, quizás en Bruselas, Montreal o en París”. Lo miró y vio que estaba llorando: Tira este arma y ven conmigo, te voy a dar una identidad, una dignidad, y serás mi chófer”. Hace diez años que es su chófer, es padre de familia, está casado y tiene dos hijos.

Su conferencia a los combonianos concluyó así: “He venido a dar testimonio de que el amor siempre triunfa. No hay nada que pueda impedir que amemos. Recuperemos nuestra identidad de hijos de Dios y triunfará la alegría en todo el mundo”.


 

 

17/10/12

17 de Octubre : Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza


 

 

 
MANOS UNIDAS SE MANIFIESTA CONTRA LA POBREZA
17 de Octubre de 2012
 
Comunicado de Manos Unidas con motivo de la celebración del 17 de Octubre,
Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza
en el marco de la Campaña Pobreza Cero
 
 
Hoy, 17 de octubre, es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Manos Unidas, cuyo fin es la lucha contra el hambre y las causas que la provocan, se une en este día al empeño común de convertir la pobreza en historia, y el hambre en un recuerdo del pasado, y manifiesta algunas preocupaciones y sugerencias. 

 
Seguimos con preocupación los informes que constatan que todavía 1.300 millones de personas siguen viviendo en situación de pobreza extrema en todo el mundo y casi 850 millones pasan hambre, mientras las desigualdades dentro y fuera de los países continúan  aumentando.  
 
 
 
Nuestros modelos de producción y consumo hacen que el crecimiento sea insostenible a largo plazo. Para 2030 se necesitará al menos un 50% más de alimentos, un 45% más de energía y un 30% más de agua. Y no podemos olvidar la amenaza que se cierne sobre una nueva crisis alimentaria mundial,  motiva por las sequías, la fuerte especulación de los alimentos y la compra de tierras en países pobres por parte de Estados extranjeros y grandes corporaciones agroindustriales.
 
 
 
 Por otra parte, la cooperación española lleva cuatro años sufriendo recortes en términos económicos y se tambalea como política pública de lucha contra la pobreza. El presupuesto para el año 2013 deja la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en el 0,20% del PIB, un porcentaje que la sitúa a niveles de 1990 y que nos aleja del objetivo del 0,7%. Estas cifras suponen el abandono de millones de personas que sufrirán con mayor violencia las consecuencias del hambre y la pobreza. 
 
 
 
Ante este escenario mundial y nacional, Manos Unidas se une a todas las organizaciones que, desde la campaña Pobreza Cero, exigen decisiones coherentes con los compromisos asumidos en relación con la lucha contra la pobreza y la cooperación internacional, y pide al gobierno español y a los ciudadanos:
 
Ø Mantener y reforzar la Cooperación Española como política pública y de Estado, como herramienta eficaz de lucha contra la pobreza y expresión de la solidaridad de la ciudadanía con los más pobres del planeta.
 
 
Ø No renunciar a seguir haciendo camino para llegar a compartir el 0’7% de nuestra riqueza para la lucha contra la pobreza y la desigualdad en el mundo. Somos plenamente conscientes de la grave situación económica que vive el país, pero no nos podemos permitir olvidarnos de quienes sufren pobreza y hambre fuera de nuestras fronteras y con mayor intensidad. Además, nuestra aportación siempre ha de ser proporcional con nuestros recursos.
 
 
Ø La promoción de las personas y la defensa de los derechos humanos, así como los valores de la solidaridad y la justicia, han de presidir y orientar cualquier política exterior del gobierno español.
 
 
 
Ø Para construir un mundo más justo y solidario es necesario que las personas prevalezcan sobre los intereses económicos y la política sobre las decisiones económicas. No podemos permitir que sean los mercados financieros los que orienten permanentemente nuestras decisiones.
 
 
 
Ø Invitamos a todos los ciudadanos españoles a vivir de manera coherente con el objetivo de luchar contra el hambre y la pobreza en el mundo. Esto implica en primer lugar vivir desde valores irrenunciables, como la solidaridad y la justicia. Y asumir hábitos de vida y de consumo coherentes con el momento actual y con la preocupación por un mundo económicamente viable, socialmente justo y ambientalmente sostenible.
 
 
Además este año, coincidiendo con el 17 de octubre, Manos Unidas lanza su IV Concurso de Clipmetrajes “Tu punto de vista puede cambiar el mundo”, cuyo tema central es “Diciendo NO a la pobreza”. Los videos de un minuto podrán presentarse en los próximos meses, abordando las temáticas del hambre, los derechos humanos y la feminización de la pobreza (Más información en www.clipmetrajesmanosunidas.org ).
 
Más información sobre la campaña Pobreza Cero en www.pobrezacero.org
 



Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón