Lema pastoral 2018-2019

Lema pastoral 2018-2019

31/8/12

Más de 1.700 profesionales sanitarios se declaran objetores para seguir atendiendo 'sin papeles'




Noticia de JANO.es · 30 Agosto 2012 13:10
 
Aunque la mayoría son médicos de atención primaria (72% del total de inscritos), también se han registrado 58 internistas, 56 psiquiatras, 31 pediatras y 21 ginecólogos y obstetras.





Un total de 1.731 profesionales sanitarios de toda España, la mayoría médicos de atención primaria, han mostrado su intención de recurrir a la objeción de conciencia para poder atender a los inmigrantes irregulares o 'sin papeles' a partir del 1 de septiembre, cuando entra en vigor la norma del Ministerio de Sanidad por la que los miembros de este colectivo pierden su derecho a tarjeta sanitaria.

Así se desprende de los datos hechos públicos por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), que el pasado mes de julio puso en marcha un registro nacional para que los facultativos de este colectivo mostraran su rechazo a esta medida, aunque posteriormente lo abrieron a otras especialidades médicas y profesionales sanitarios, como enfermeras y trabajadores sociales.

De hecho, aunque el grueso de los objetores son médicos de atención primaria (72% del total de los profesionales inscritos), también se han registrado 86 profesionales de enfermería, 58 internistas, 56 psiquiatras, 31 pediatras, y 21 ginecólogos y obstetras.

Por comunidades, Madrid es la región con más profesionales sanitarios contrarios a la medida del Ministerio de Sanidad, 378, uno de cada cinco de todos los inscritos en el registro de semFYC.

A esta comunidad le siguen Cataluña (215), Comunidad Valenciana (163), Aragón (142), Andalucía (133), Galicia (115), Castilla y León (99), Baleares (91), Castilla-La Mancha (59), País Vasco (58), Asturias (52) Canarias (51), Extremadura (50), Navarra (46), Murcia (43), Cantabria (26), La Rioja (9) y Melilla (1).

Por provincias, también Madrid lidera el ranking, duplicando en número de objetores a Barcelona, con 175, la segunda por delante de Zaragoza (117), Valencia (111), Baleares (91) y Pontevedra (69).

Demanda de un paquete básico

Llama la atención la presencia de objetores en Andalucía o País Vasco, a pesar de que los Gobiernos autonómicos de estas comunidades han mostrado su intención de no aplicar la medida y permitir la asistencia a los inmigrantes.

En todos los casos, los profesionales registrados entienden que la medida impulsada por Ana Mato es "contraria a la lealtad que el médico debe tener a su paciente y que siempre debe prevalecer".

Además, el presidente de semFYC, Josep Basora, ha reclamado al Gobierno que elabore un paquete básico de servicios para este colectivo que integraría la atención primaria, la salud pública y la prevención, la asistencia urgente, la atención a la discapacidad y la prescripción de medicamentos esenciales de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Sudán: Layla Ibrahim, otra mujer condenada a muerte por lapidación





Nueva información y  llamada desde Amnistía Internacional

El 10 de julio Layla Ibrahim Issa Jumul fue condenada a muerte por lapidación acusada de adulterio tras un juicio injusto: no tuvo acceso a un abogado y su sentencia condenatoria se basó únicamente en su confesión.

Layla se encuentra en prisión encadenada con grilletes junto con su hijo pequeño de seis meses esperando a que se ejecute su sentencia.
Esta ejecución violaría la propia Constitución de Sudán, que prohíbe la pena de muerte para mujeres embarazadas o lactantes hasta los dos años de lactancia.
Layla Ibrahim Issa Jumul es la segunda persona condenada a lapidación de la que tenemos noticia en Sudán en los últimos meses.
Su caso tiene bastante en común con el de Intisar Sharif Abdallah: se trata de mujeres, madres jóvenes, que provienen de entornos marginales, y que no eran conscientes de sus derechos o de la importancia de los cargos contra ellas.

Ambas fueron juzgadas sin representación legal, una violación flagrante del derecho a un juicio justo.
 
 

 

 

29/8/12

Grupo de Laicos Dehonianos de Puente la Reina (Navarra).



 
 
 
Esta vez nuestro encuentro, el día 24 de Agosto, tenía un motivo especial, la despedida de Fco. Javier Molina, quien nos ha dirigido en los últimos años.
Como viene siendo habitual, hicimos un tiempo de relajación, con el cual vamos entrando en sintonía, con lo más interior de nuestro ser, para así tener una Adoración al Santísimo intima y llena, esta vez la hicimos con el texto de Isaías 40, 27-31, y con las palabras de ánimo.......Los jóvenes se cansan, se fatigan, los valientes tropiezan y vacilan, mientras que a los que esperan en el Señor él les renovará el vigor, subirán con alas como de águilas, correrán sin fatigarse y andarán sin cansarse.

En este clima terminamos con la oración del Hermano Roger: "Jesús, nuestra paz, por medio del Espíritu Santo tú vienes siempre junto a nosotros. En lo profundo de nuestra alma tu presencia nos asombra. Nuestra oración puede que sea muy pobre, pero tú rezas dentro de nosotros".
A continuación cenamos juntos y despedimos a Fco. Javier agradeciéndole el tiempo que nos ha dedicado y deseándole lo mejor para la nueva etapa del camino que comenzara por Novelda.

28/8/12

Shakira, niña de 6 años con cáncer, duerme en una furgoneta tras los desalojos en Puerta de Hierro.





Desde Amnistía Internacional nos llega  la llamada a actuar ante esta injusta situación.

 
 

Los últimos desalojos forzosos llevados a cabo el pasado 17 de julio en Madrid, no han hecho más que incrementar la ya dramática situación de las 300 personas, 70 de ellas menores, que siguen permaneciendo en el poblado de Puerta de Hierro ante la falta de un alojamiento alternativo adecuado.

El caso de Shakira G. N. de 6 años ilustra el grado de desprotección al que han sido expuestas estas familias.

Shakira vivió el desalojo forzoso de la vivienda de sus abuelos el pasado 17 de julio. No era el primero que sufría. El 19 de enero de 2011, la casa en la que residía con sus padres y hermanos fue demolida, según versión de los pobladores, por una orden judicial dirigida contra una tercera persona.

Los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid junto con un operativo policial se personaron en la vivienda a las 4:30 de la mañana, sin dar tiempo a la familia a retirar sus enseres, ni siquiera la ropa, zapatos y juguetes de los niños. Ante la falta de alojamiento alternativo adecuado, la familia se refugió en la casa de los abuelos que fue también demolida el 17 de julio. Ahora se encuentran nuevamente sin hogar.
Los desalojos tienen consecuencias devastadoras para las personas. A causa del primer derribo, Shakira comenzó a padecer de ansiedad y nerviosismo, al igual que muchos menores que han sufrido desalojos forzosos.
Recientemente se le ha diagnosticado un tumor cerebral de pronóstico muy grave. El hecho de no contar con una vivienda expone a esta niña a dormir a la intemperie o en una furgoneta, mientras está siendo sometida a pruebas médicas y recibiendo tratamiento.
El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas ha reiterado a España que los desalojos deben respetar los estándares internacionales de derechos humanos.

El Ayuntamiento de Madrid no los ha respetado. Las familias no han recibido información, ni han sido consultadas. A la mayoría de ellas se les niega un realojo y el ofrecido a unas pocas no cumple con las normas internacionales de vivienda adecuada, ya que ha separado a familias. Así, personas mayores y dependientes se verían expuestas a no contar con sus familiares de apoyo.
Ante la gravedad de los hechos, Amnistía Internacional se ha puesto en contacto con las autoridades. Sin embargo, hasta la fecha no ha recibido una respuesta satisfactoria.

27/8/12

Praevalebunt!, por la hermana Xiskya






Artículo escrito por la hermana Xiskya



 
 
. 

Mayordomos ‘cuervos’, periodistas sembrando intriga, socialistas exigiendo IBI que ellos no pagan, conspiración vaticana, pederastia, corrupción en la IOR, monjas acusadas de robar bebés, etc. Y una promesa de Alguien con Palabra: Praevalebunt (prevalecerá).


Y los miles de sacerdotes que viven su vocación santamente. Y todos los que trabajan de verdad por un Reino que no es de este mundo. Y las miles de religiosas que sirven año tras año en la sombra y sin ruido a los más pobres, a los enfermos, a los niños, etc. Y todos los que voluntaria y desinteresadamente trabajan en Cáritas y miles de casas de acogida, comedores públicos, etc. De verdad que tengo la sensación de que el Mal se ha infiltrado en la Iglesia y lucha desesperadamente por destruirla.


Tengo un primo sacerdote, queridísimo por sus parroquianos; conozco otros entregadísimos y felices con sus misiones, entre alumnos, entre inmigrantes, entre parados, entre enfermos de sida… Religiosas que lo han dejado absolutamente todo y ni siquiera ven a sus familias por una causa más alta. Recuerdo a religiosas de la Caridad de M. Teresa de Calcuta, admirables, que se hacen una más entre los más pobres… No me lo han contado, hablo desde el recuerdo de experiencias. De verdad que no es justo.


Llevo ya al menos dos años recibiendo insultos en la calle y más en las redes sociales. Me han llamado desde “robabebés” hasta “puta”, sin decir nada de los tratamiento despreciativos. Y no me pasa sólo a mí. El Hermano Daniel Pajuelo, marianista, me lo comentaba también hoy en Twitter: “ A mí me entristece cuando me insultan o lo hacen contra la Iglesia. Llevo años recibiendo insultos y a veces amenazas vía web, foros, facebook, email y Twitter… No dejo que me afecte, pero a veces me entristece. Hay una tentación de echarse atrás y esconderse en medio de tanta virulencia, pero no es más que eso una tentación del enemigo. Firmes en la fe, arraigados en Cristo. Agradecido por tanto amor, compartiéndolo, proponiéndolo, robusteciendo, haciéndolo vida.” Somos muchos en esta situación.


¿Quiero decir que la Iglesia no necesite renovación? Lejos de mí. Pero la Iglesia somos todos nosotros. Y no sólo la jerarquía o los religiosos. Hace unas dos semanas fue una laica más papista que el Papa quien arremetió contra mí. Todo por una simple pregunta que lancé: “¿Creéis que en España somos solidarios?” Me dijo que: “difícilmente se puede prestigiar una institución con miembros que se avergüenzan de ella”. He de aclarar que en TW tengo mi foto con hábito donde para nada parece que me avergüence de lo que soy. Pero a la chica en cuestión no le pareció bien que yo usara “solidaridad” en lugar de “caridad”. Por esto me llamó anti-Iglesia y anti-cristiana.


Todo esto, los palos de un lado y de otro, los escándalos de algunos hermanos y las embestidas de algunos radicales anticlericales, me han hecho pararme a pensar. Vamos muy mal. Y no podemos seguir así. Pero ¿qué hacer? Lo único que a mí se me ocurre es coger el Sermón del monte y repasarlo despacio, empezando por Mateo 5.


Dichosos vosotros cuando os injurien, os persigan y os calumnien de todo por mi causa. Estad alegres y contentos pues vuestra paga en el cielo es abundante. De igual modo persiguieron a los profetas que os precedieron. Vosotros sois la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá su sabor? Sólo sirve para tirarla y que la pise la gente. (Mateo 5, 11-13)


Pero ojo, dice claramente “por mi causa”, no por “nuestras causas”. No por mi pedantería, ni por mis envidias, ni por mis luchas de poder, ni por mi autosuficiencia, ni por mi egoísmo, ni por mis braviatas… que es cuando “la sal se vuelve insípida”. La responsabilidad de ser sal no es poca: dar sabor a este mundo. Por eso, cuando me echan en cara algo, siempre me cuestionan: “¿Qué habrá vivido esta persona para haber llegado a esa imagen de Dios o de la Iglesia? ¿Qué parte de responsabilidad tiene ella y qué parte tenemos nosotros?”


Muchas veces es cierto que hemos dado un mal testimonio, y por ello hemos de examinar nuestras conciencias y pedir perdón. Cada uno sabrá. Pero muchas veces algunos que dicen haber sido víctimas se convierten en líderes del anticlericalismo más virulento y crean borregos intelectuales. Curiosamente, son los primeros en hacer todo lo que critican de la Iglesia: manipulaciones, adoctrinamientos, intolerancia, mentiras, encubrimientos, imposiciones, etc. Cosa que la mayoría de los que la formamos sólo aguantamos cuando nos atacan.


A ver si queda claro: Por cada cura pederasta, hay cientos de curas dejándose la piel trabajando por un mundo mejor. Por cada ‘cuervo vaticano’ hay miles de laicos y prelados en el mundo defendiendo al Papa como vicario de Cristo. Por cada religiosa acusada hay otras miles dando su vida por los demás. Somos una familia grande, pero la mayoría muy normales.


El mensaje de Cristo es claro: el Amor y la Unidad. Basta de perder el tiempo.
 

------
Artículo sacado de esta página web:
 


25/8/12

26- Agosto- 2012- Domingo XXI T. Ordinario - B




 
Reflexión de Carmen Pallarés: 
 
 




Otras reflexiones del evangelio:
Ir a Liturgia o pinchar sobre los nombres:
 



23/8/12

'El acoso inmoral de los mercados a la economía española no se corresponde con la realidad del país'






Intervención de monseñor González Montes en la cumbre de líderes religiosos de la UE

 
ALMERÍA, miércoles 18 julio 2012 (ZENIT.org).- La semana pasada tuvo lugar en Bruselas, en la Comisión de la Unión Europea, la cumbre de líderes religiosos de la Unión. En la cumbre participó el obispo de Almería, monseñor Adolfo González Montes, invitado por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Es la primera vez que participa un obispo español en esta cumbre, que se celebra anualmente a tenor del artículo 17 del Tratado de Lisboa, que constituye la carta política de la Unión y establece el diálogo entre las instituciones de la Unión y las Iglesias y confesiones religiosas así como sociedades filosóficas. Ofrecemos a continuación el texto de la intervención monseñor Adolfo González Montes, publicado en la página web de la Diócesis de Almería.

*****

Señor Presidente,

Excelencias:

Agradezco la oportunidad que se me brinda de dirigirme a ustedes en este encuentro propiciado por las instituciones de la Unión Europea, expresión del reconocimiento que las Iglesias cristianas y las confesiones religiosas, tan ampliamente participadas por los ciudadanos, merecen como interlocutores de las instituciones europeas.
 

La crisis económica y social que sacude las sociedades de nuestros países tiene hondas raíces morales, como se ha dicho autorizadamente por parte del santo padre y de los obispos católicos y ministros de las confesiones religiosas. Así lo hemos manifestado los obispos católicos de España, ante la gravedad de esta crisis en la sociedad española, poniendo de manifiesto las causas y víctimas de la crisis. El desempleo en España, que supera el 23% e incluye un paro juvenil del 50%. Se produce esta tasa de desempleo después de décadas de expansión económica hasta alcanzar cotas de bienestar, dotando al país de modernas y funcionales estructuras de transporte, comunicación y servicios, y un importante dinamismo industrial capaz de hacerse presente en latitudes diversas.
 

Según los expertos, entre los factores que han acrecentado la crisis económica de España, se encuentra el urbanismo expansivo, con insuficiente planificación y falta de control de la especulación del suelo. Esto ha conducido a la “burbuja de la construcción”, agravando la crisis financiera general y descapitalización de algunos bancos. La construcción ha acaparado recursos que han sido sustraídos a desarrollo industrial y a la promoción y consolidación de millones de pequeñas y medianas empresas, en España muy numerosas, muchas de carácter familiar con una importancia capital en la creación de empleo y en el sostenimiento de la economía.


Por otra parte, una tasa de desempleo como la actual sería insoportable de todo punto sin el factor, igualmente preocupante, del crecimiento de la economía sumergida, que según los datos estadísticos conocidos está por encima del 21% del PIB nacional.
 

Con todo, la raíz de nuestros problemas no está sólo en las dificultades económicas, sino en el desorden moral que las ha generado.
Con la expansión de la economía ha crecido en la sociedad un deseo de enriquecimiento fácil, rápido y sin escrúpulos, que ha amparado la ilicitud de los medios empleados; elevadas comisiones de intermediación en las operaciones económicas y lobbies que han contado con la complicidad de la clase política, el fraude fiscal y el endeudamiento acelerado de una sociedad, que ha vivido por encima de sus posibilidades reales sumando su deuda a la cuantiosa deuda soberana.
 
 
Después del trabajo y el talento puesto en juego por generaciones sacrificadas, el menoscabo de las virtudes ciudadanas y la deslealtad con las instituciones han marcado la vida privada y pública, con origen en una concepción materialista de la vida, que ha dado amparo al egoísmo en los procedimientos económicos y la búsqueda de la rentabilidad política, sacrificando el bien común a interesas sectoriales.
Se ha practicado con frecuencia un populismo irresponsable e inmoral, dando cabida a demandas ilimitadas, unas reales y otras creadas artificialmente, sin la correspondiente formulación de los deberes y la toma de medidas encaminadas a la ordenación duradera de la producción y la creación de trabajo, capaz de integrar los sectores y regiones menos favorecidos y a la muy numerosa población inmigrante.


 Sin embargo, es preciso decir que España es un país de grandes capacidades, y que el acoso de los mercados a la economía española no se corresponde con la realidad del país y su capacidad para superar las actuales dificultades. Este acoso es inmoral, por ser en gran medida fruto de la especulación, que hace más difícil la solución a la situación creada, cargando gravemente las consecuencias sobre las personas más necesitadas y las familias; y bloqueando la creación de empleo, que tanto afecta sobre todo a los jóvenes.


Las soluciones no son fáciles y competen a los responsables de la vida pública y de los expertos, pero no se pueden soslayar los principios éticos que deben orientar tanto las decisiones y programas como la conducta de los sectores sociales. Todos han de hacer lo posible para que las consecuencias más graves de la crisis no caigan sobre los que menos recursos tienen. El desempleo degrada la dignidad del ser humano y le arrebata la esperanza de desarrollar las propias facultades y dotes, haciendo imposible el beneficio de la aportación al cuerpo social mediante el trabajo, medio de desarrollo personal y espiritual. Los jóvenes tienen derecho a encontrar un trabajo elegido, para el que se han preparado durante años, que les permita fundar una familia y afrontar en edad adecuada la promoción de los hijos.

 

Cualesquiera que sean las medidas, la solución pasa por un cambio en la mentalidad que haga de la dignidad de la persona humana criterio de la ordenación del trabajo. Para ello es preciso no silenciar la afirmación de Dios como fundamento del orden moral. La mayor aportación de las Iglesias, que ofrecen una contribución estimable en el campo de la educación y los servicios asistenciales, la realizan proponiendo una concepción del hombre y de la sociedad que se fundamenta en la visión trascendente de la vida humana, que reclama el respeto a la dignidad de la persona y a sus derechos fundamentales.

 

Tomando como referente la situación española, una de las más emblemáticas en el momento presente en la Unión Europea, quiero añadir algunas consideraciones vinculadas al ámbito de la Unión Europea.



El «Pacto por el crecimiento y la ocupación» aprobado por el Consejo Europeo hace referencia a la introducción de una así llamada “Garantía para los jóvenes”, destinada a proveer trabajo y formación profesional de los jóvenes. Conviene, sin embargo, incentivar un papel más activo y audaz por parte de quienes ofertan el trabajo para promover oportunidades laborales adecuadas para los jóvenes. Un segundo ámbito sobre el que quisiera parar mientes se refiere a las políticas de la Unión Europea para la juventud, que sería deseable que fueran cubiertas por el «Programa Erasmus para Todos», el cual incluye otros sectores de actividad (instrucción, formación y deporte). A fin de garantizar verdaderamente la inclusión de todos y dar una oportunidad real de participación de todos en los Programas de la Unión Europea, la creación de estructuras especiales debe ser financiada mediante los fondos de la Unión Europea, como garantía de la movilidad de los jóvenes. Me refiero, por ejemplo, a infraestructuras como son las agencias u oficinas de información y asesoramiento para los jóvenes, frecuentemente desempeñadas por organizaciones ligadas a la Iglesia.

 
Es ciertamente deseable el objetivo de simplificación de los nuevos programas sostenidos mediante fondos de la Unión Europea, lo cual es un elemento importante para la Unión.


Esto no debería, sin embargo, llevar consigo consecuencias negativas como: la renuncia a la atención de una serie de situaciones y áreas de especificidad propia, como son las siguientes:

1. La financiación de un menor número de acciones;
2. y el incremento de la competencia entre las organizaciones grandes y pequeñas.
 

Me parece, finalmente, deseable que por lo que se refiere a las problemáticas en examen, se continúe reflexionando sobre estos temas en el contexto del próximo «Año Europeo de los Ciudadanos» (2013); incluyendo también el tema de la ligazón entre solidaridad intergeneracional y participación social y política de los jóvenes, los cuales, después de todo, han de conformar en el futuro una minoría, aunque sea consistente.

 

Agradezco vivamente la cortés atención a mis palabras.

 

+ Mons. Adolfo González Montes

Obispo de Almería, España
Obispo delegado en la COMECE de la Conferencia Episcopal Española


Información sacada de Zenit:

21/8/12

Obras de Marko Ivan Rupnik - Centro Aletti



Desde este mapa podrás acceder
a todas las obras de Marko Rupnik, SJ,

o pincha en este enlace:


El P. Marko Ivan Rupnik nació en el año 1954 en Zadlog, Slovenia. En 1973 ingresa en la Compañía de Jesús. Después de sus estudios en filosofía, entra en la Academia de Bellas Artes de Roma. Concluye con una tesis titulada Luigi Montanarini y el problema de la interpretación. Siguen los estudios de teología en la Gregoriana, Roma. Aquí se especializa en misionología, con una tesis de licenciatura denominada Vassilij Kandinskij como acercamiento a una lectura del significado teológico del arte moderno a la luz de la teología rusa. Es ordenado sacerdote en 1985. En 1991 consigue el doctorado en la Facultad de misionología de la Gregoriana con una tesis dirigida por el P. Špidlík titulada El significado teológico misionero del arte en la ensayística de Vjačeslav Ivanovič Ivanov.


Desde septiembre de 1991 vive y enseña en el Pontificio Instituto Oriental de Roma, Centro Aletti, del que es director. También enseña en la Pontificia Universidad Gregoriana. Desde 1995 es Director del Taller de arte espiritual del Centro Aletti. Desde 1999 es consultor del Pontificio Consejo para la Cultura. A lss actividades de artista y de teólogo añade desde siempre la más específicamente pastoral, sobre todo mediante conferencias y la dirección de numerosas tandas de ejercicios espirituales.


“Rupnik es un artista del color. El color es la luz de la materia del mundo que el artista busca. Al principio estuvo cerca de las conquistas de las vanguardias de este siglo, pero su itinerario artístico es una continua búsqueda del significado unificador de toda la vida. La vida es antinómica, y la unidad no debe destruir la diversidad, anular las personalidades. Por eso, el color de Rupnik es puro, intenso y a menudo sus cuadros se construyen sobre la regla de los contrastes entre los colores. Su arte consiste precisamente en encontrar la armonía, la fascinación del conjunto. Por eso, muy pronto, en su período no figurativo —caracterizado por la espátula, por la pastosidad— empieza la búsqueda del Rostro eterno y personal que está bajo todas las culturas.

Estudia las culturas de los indios, de los eslavos antiguos, de los chinos, de los comienzos del arte cristiano. Desde hace algunos años, su arte está decididamente comprometido en una relación dialógica entre los frutos del arte occidental y del arte iconográfico. Se trata de una relectura del punto de vista del iconógrafo, pero con toda la riqueza instrumental de la pintura occidental de los últimos siglos.
Su arte consigue unir la tradición y la modernidad. La pintura de Rupnik nos confirma que la pregunta fundamental en el debate artístico contemporáneo no se puede agotar en las alternativas convencionales como, por ejemplo, arte figurativo o abstracto. Se trata, pues, de redescubrir el arte como servicio, como liturgia." (Del catálogo de una de sus exposiciones)

Además de numerosas exposiciones colectivas, ha mostrado sus obras en la siguientes exposiciones personales:

1979: Roma, Milán, Baltimore (USA)
1980 Cleveland (USA), Lubliana (Eslovenia)
1981 Kranj (Eslovenia)
1982 Dugo Selo, Zagreb (Croacia), Vrbovec (Croacia)
1985 Lubliana (Eslovenia)
1987 Roma
1988 Trieste
1989 Mantua, Gorizia
1991 Klagenfurt (Austria)
1992 Maribor (Eslovenia)
1996 San Petersburgo (Rusia)
1997 Trieste, Brno (República Checa), Olomouc (República Checa), Roma, Cluj (Rumanía)
2002 Genzano


En 1999 concluye con su Taller de arte los trabajos del mosaico de la Capilla Redemptoris Mater, en la II Logia del Palacio Apostólico del Vaticano.
Para el resto de los mosaicos realizados por él y su Taller, ver la página Arte espiritual.


Los libros del P. Marko Iván Rupnik, publicadas en español:

En el fuego de la zarza ardiente (PPC, Madrid)
Le abrazó y le besó (PPC, Madrid)
"Busco a mis hermanos" (PPC, Madrid)
De la experiencia a la sabiduría (PPC, Madrid)
Decir el hombre (PPC, Madrid)
El discernimiento (PPC, Madrid)
Adan y su costado (Monte Carmelo, Burgos)
El Exámen de conciencia (Monte Carmelo, Burgos)
La fe según los iconos (Monte Carmelo, Burgos)
Los colores de la luz (Monte Carmelo, Burgos)
Vivir la Navidad. Homilias navideñas (Monte Carmelo, Burgos)


Información sacada de:
http://www.centroaletti.com/spa/persone/02.htm



foto


18/8/12

19- Agosto- 2012- Domingo XX T. Ordinario - B





Reflexión de Carmen Pallarés:




Otras reflexiones del evangelio:
Ir a Liturgia o pinchar sobre los nombres:


De J. A. Pagola



16/8/12

Federico García Lorca: Medio Pan y un Libro.




Discurso de Federico García Lorca al inaugurar la biblioteca de su pueblo



Al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada)
Septiembre de 1931

"Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre', piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

 
Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

 
No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.
  
Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?
  
¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor', y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!'. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.
Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: ‘Cultura'. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz."



15/8/12

María se puso en camino




y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá;
entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.

En cuanto Isabel oyó el saludo de María,
saltó la criatura en su vientre.  


 

Se llenó Isabel del Espíritu Santo
y dijo a voz en grito:

 
 ¡Bendita tú entre las mujeres,
y bendito el fruto de tu vientre!

 





  Dichosa tú, que has creído,
porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.

Lc 1, 39-42.45


11/8/12

12- Agosto- 2012- Domingo XIX T. Ordinario - B



Reflexión de Carmen Pallarés:






Otras reflexiones del evangelio:
Ir a Liturgia o pinchar sobre los nombres:


De J. A. Pagola 

6/8/12

Siria: Testimonio de un hermano marista 'in situ'





Maristas azules en Siria



Artículo sacado de ZENIT.org, Domingo 29 julio 2012


Hermano Georges Sabé, fms

Son las 23 horas del jueves 26 de julio de 2012. Aquí en Alepo, durante el día ha hecho más de 40 grados. A lo lejos, oigo los disparos. Estoy en mi habitación, en la comunidad. Los hermanos Georges Hakim y Bahjat Azrie, también están en comunidad. De hecho, hemos vuelto juntos hacia las 21 horas después de una jornada inolvidable para los “Maristas Azules”. Si miráis nuestras fotos, veréis jóvenes y menos jóvenes con camisetas azules. ¿Recordáis cómo llamaba la gente a los primeros hermanitos de María? Y bien, hemos querido poner esta campaña de solidaridad bajo el tema «Marista azul».

Alepo, nuestra ciudad y segunda ciudad del país, capital económica, gran centro de comercio y de artesanado, está muriendo. Está asfixiada desde hace más de una semana. La guerra se está extendiendo por los barrios. La gente huye, se refugia, vagan, se instalan en la calle, en los jardines públicos, en las escuelas, por todas partes. Los habitantes reciben a sus parientes, las casas están abiertas. Falta el pan, falta la electricidad, la gasolina, falta la leche, faltan las medicinas, lo único que no falta es el fantasma de la guerra. Merodea, está por todas partes. Se siente un olor nauseabundo por las calles…

La ciudad está circundada por todos lados. Uno corre el riesgo de ser capturado y matado. La gente tiene miedo… Un miedo que deprime, que paraliza, que mata. Y entonces, nos hemos planteado la pregunta: ¿qué hacemos? ¿Escapar como ya lo han hecho tantas familias? ¿Quedarnos paralizados en nuestro lugar? ¿Actuar? ¿Qué hacer?

En un primer momento, hemos optado por continuar todas nuestras actividades. Hemos lanzado proyectos de colonias de vacaciones, de actividades educativas… Pero muy lentamente, nos hemos dado cuenta que el peligro era enorme, y que teníamos que detenernos. Ésta fue la decisión del martes pasado: “Detengamos nuestras actividades”.

Pero detener nuestras actividades no quiere decir absolutamente detener nuestra misión, es más bien buscar juntos, laicos y hermanos, qué respuesta dar a las urgencias. La llamada del último Capítulo general nos empujaba a salir hacia las personas desplazadas. En el barrio de Jabal el Saydeh, donde trabajamos desde hace más de 25 años junto a los más pobres, hemos encontrado gente todavía más pobre… ¡Los desplazados!

Hemos corrido hacia ellos, hacia los niños, hacia las mujeres y los hombres… Los jóvenes han respondido generosamente. Y es allí donde hemos pasado nuestra primera jornada.

Nos acogieron, los niños salieron de los agujeros en los que se habían escondido. Eran una multitud, una masa… Una pelota los entretuvo. Jugaron, bailaron, cantaron. Cada uno de ellos es una historia, una historia sagrada que se nos revelaba. Una pequeña que comparte su dolor de ser huérfana… Un niño que ofrece desde el primer instante un lápiz a un animador, « Habaytak », exclama, te he amado. Una niña se transformará lentamente gracias a una mano que no la ha abandonado. Ella se atreve a quitar las manos que tapaban sus oídos. Juega a la cuerda, sonríe. El «cheikh» (Imam), viene para agradecernos. Alguien pregunta, «¿sois cristianos?». Un anciano se me acerca para abrazarme y decirme «Choukran». Yo no lo conozco, no sé su nombre, no sé porqué me agradeció, pero hizo este gesto y un pacto de amor y de confianza se firmó en ese momento… Las señoras escuchan a las mujeres. ¡Qué dignidad! No se quejan. Se agradece a «Allah». Pero ¡qué Evangelio viviente que estamos viviendo!

Se nos plantea a menudo una pregunta: “¿pensáis partir? ¿Volveréis?” Y se establece la confianza. Los niños nos acompañan al mediodía, cuando nos vamos. Ellos cantan alrededor nuestro como diciéndonos “¡quedaos, os queremos mucho”! Y a las 17 horas cuando volvemos, ya están allí, la fiesta recomienza, el baile, los juegos, la sonrisa, la felicidad. Pero las necesidades nos acosan. Las necesidades más básicas.

En este mes de Ramadán, mes del ayuno para nuestros hermanos musulmanes, las necesidades son enormes: pediatra, médico, medicinas, leche, pañales, compresas higiénicas, jabón, detergente, colchones, vestidos, alimentos. Están repartidos en dos escuelas, 900 personas amontonadas. Y el flujo de gente sigue aumentando. Numerosas familias (2000 personas) están instaladas en un parque público. Sufren el calor pero no quieren ser alojados. Quizás, sueñan con despertarse una mañana para volver a su casa… y sin embargo, este sueño parece hoy muy lejano, sin ninguna esperanza de realizarse en lo inmediato, si es que todavía existe un lugar donde estar “en casa”.

Y esta gente es una gota en un mar de desplazados, de personas sin hogar, abandonadas. Pero para nosotros son nombres: Zeinab, Moustapha, Ali... Son un rostro, son una historia, una mirada, un poema. Por ellos y a causa de ellos, nosotros arriesgamos. Sí, nosotros arriesgamos nuestras vidas. Algunos jóvenes no cuentan con el apoyo de sus padres. ¡Algunos voluntarios han organizado su hogar para realizar un gesto arriesgado!

Todos, sabemos el gran riesgo que es trabajar cuando las armas no callan. Pero la sola sonrisa de un niño ¿no es suficiente para hacer caer todos nuestros temores?




1/8/12

Sobre la felicidad y la posibilidad de cambiar- Elaine Fox, neurocientífica.





Entrevista de Ima Sanchís a Elaine Fox, neurocientífica,

en “La Contra”, de La Vanguardia, de 20 de julio de 2012.


Victor-M Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet

Tengo 49 años. Nací en Dublín. Dirijo el departamento de Psicología del Centro de Ciencias del Cerebro de la Universidad de Essex. Casada, sin hijos. Si en la política participara mucha más gente, conseguiríamos cambiar las cosas. Fui creyente, hoy me basta con lo humano”.



Podemos cambiar



Profesora e investigadora de Essex y de Oxford, Fox empezó investigando el pesimismo y sus socias -la ansiedad y la depresión-, pero con el tiempo se pasó al estudio del optimismo y la felicidad, que, como son contagiosos, la tienen mucho más contenta. En Una mente feliz (editorial “Temas de Hoy”), consciente de que nuestra forma de ver el mundo y de interactuar con él modifica el modo en que este nos responde, hace un recorrido por la ciencia más avanzada para dilucidar por qué cada individuo está influido por el predominio de unos circuitos cerebrales optimistas o pesimistas. La buena noticia es que esos circuitos son los más plásticos del cerebro humano: podemos cambiar.



******

A las personas que sufren trastornos de ansiedad les atrae más la información negativa que la positiva. El problema es que esto ocurre de forma inconsciente.

A perro flaco, todo son pulgas.


Y la gente optimista sintoniza más con la información optimista, tiende a mantener más vínculo con las cosas que inducen placer y evita lo negativo.

¿Y cómo lo sabe?

Medimos la actividad eléctrica del cerebro mientras se contemplan imágenes positivas y negativas. Sabemos que la mentalidad optimista y la pesimista siguen dos patrones eléctricos distintos. Y la depresión es la forma extrema del pesimismo.

¿Qué caracteriza el optimismo?

Una de las claves es el sentimiento de control de la propia vida. En EE.UU. se llevó a cabo un estudio muy interesante en una residencia de ancianos que lo demuestra.

Cuénteme.

A cada anciano le dieron una planta y la posibilidad de ver una película a la semana, pero a unos les dejaban decidir sobre los cuidados de la planta y el día y la hora para ver la película. A otros les imponían la manera de cuidar la planta y cuándo ver la película.

¿Y?

En tres años de seguimiento se observó que los niveles de bienestar y salud eran mucho más altos en los que tenían el control.

Parece bastante lógico.

Los múltiples experimentos que se han hecho sobre el tema del control nos demuestran que los optimistas tienen la sensación de controlar su vida.

Lo cual a menudo es una ilusión.

Sí, pero los mantiene más saludables. Otra clave del optimismo es que se refiere mucho más a la acción que al pensamiento. Los beneficios del optimismo provienen de las acciones, de lo que se hace.

El optimista es más perseverante.

Sí. Tanto en el mundo real como en condiciones de laboratorio encontramos lo mismo: ante un problema, los optimistas tardan el doble de tiempo en tirar la toalla que los pesimistas. Y los estudios también demuestran que las personas optimistas logran más éxito en la vida y en los negocios.


Hay que implicarse en la vida.

Sí, porque la gente que está muy implicada en lo que hace es más feliz. La felicidad no depende del dinero que se gana, sino de estar contento con lo que se hace, estar comprometido. Ese es uno de los elementos clave de la felicidad.

Apreciar lo que se tiene.

Según mis investigaciones, a los optimistas las cosas sencillas, como ir al cine con los amigos, les hacen sentir bien. Le sorprenderá saber que la felicidad es medible.

¿Y cómo se mide?


Averiguando la ratio entre los hechos positivos y negativos. Para que un matrimonio sea muy feliz debe haber cinco episodios positivos frente a uno negativo.

¿En qué lapso de tiempo?


A diario: si te peleas en el desayuno pero durante el día suceden cinco cosas pequeñas pero positivas (una risa, una broma, un abrazo), tu matrimonio es muy feliz.


Igual es mucho pedir.

En general, tres actos positivos frente a uno negativo se considera una vida feliz. El empate roza la depresión.


¿La actitud positiva se hereda?

Todos heredamos una versión larga o corta del gen que transporta la serotonina. Nuestras investigaciones más recientes demuestran que con la versión corta, el riesgo de desarrollar depresión es mucho más alto.

¿Cómo se llama ese gen?

Gen de la vulnerabilidad. Pero si la persona con la versión corta vive en un entorno muy bueno que la apoya, florece; así que sería más correcto llamarlo gen de la plasticidad.

Por su adaptabilidad.

Exacto. Las personas sintonizan más con su entorno emocional cuando tienen la versión corta. Las que tienen la versión larga son personas más resistente cuando las cosas son difíciles, pero no se benefician tanto de un buen entorno.

¿Y cuál abunda más?

La versión corta representa un 25%. Ahora sabemos que hay entornos que pueden hacer que se activen unos genes y que se desactiven otros.

¿Podemos rediseñar nuestro cerebro?


Hasta cierto punto, sí. En mis investigaciones entreno a pesimistas para que dejen de serlo. Utilizaré como ejemplo la adicción al tabaco: de forma subliminal, el fumador asocia el tabaco con las áreas de recompensa. Mediante imágenes, conseguimos resintonizar imágenes y asociaciones.


¿Qué podemos hacer para ser un poco más optimistas?


Escribir un diario de la positividad en el que explicaremos todo lo bueno que nos ocurre. La memoria de las personas es muy sesgada: un pesimista recuerda más lo negativo que lo positivo, de modo que si escribe las cosas buenas, descubre que sus días son mucho más benévolos de lo que pensaba. Y está demostrado que diez minutos de meditación al día son muy poderosos.


Se asocia optimismo a ingenuidad.


Las raíces del pesimismo están en el sistema del miedo, y las raíces del optimismo, en el del placer. Debemos mantener un equilibrio entre ambos; se trata de llegar a un optimismo realista. Pensar: "Hay cosas que pueden salir mal, pero yo podré superarlas".


http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120720/54327741187/la-contra-elaine-fox.html

Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón