Adviento

4/9/15

Juanjo Arnáiz, SCJ… y se ve y se llora la foto de la vergüenza de ser europeo





Y algunos encima se escandalizan, generan polémica o ponen el ‘Atención, esta información contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad’… ¿Herir? ¿Su qué? No hay peligro: ojalá hubiera sensibilidad. Y sensibilidad vulnerable, “herible”. Ojalá -y lo digo por mí en concreto; únase quien lo desee- no se nos hubiese quedado por el camino la capacidad de estar en relación con este mundo (¿aldea?) y su verdad. 

Aylan Kurdi es el nombre del niño de tres años muerto en la playa, escupido en la playa de nuestros veranos. Murió junto a su hermano Galip de cinco y su madre. 
Podríamos decir que el alma cristiana de Europa tiene un pecado que mancha y que solo puede salir de un modo: conversión. 
La denostada por hipócrita, inhumana y antiprogresista alma cristiana ha sido sustituida en Europa… ¿por? Por lo mismo, pero sin un Dios al que dar cuentas y volverse. Sí, no te quito la razón de que es un juicio superficial, pero no tengo espacio para más. 
Pero dime, ¿qué alma, qué constitución interna tenemos entonces? Fracasan las instituciones, fracasan las sociedades, fracasan las almas… ¿Qué somos? 

Ah sí: ‘Atención, esta información contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad’. No olvidamos nuestra incapacidad, porque nos culpabiliza. Pero tampoco quiero dejar de olvidar a los culpables que nos incapacitan, a los culpables que empujan del otro lado, en nombre de Dios (ISIS y compañeros ‘martirizadores’), hacia nuestro lado sin Dios. Como no hay verdad ni en uno ni otro de estos lados, como siempre, el débil paga… con lo que tiene: su vida vulnerable. 
Pues eso, “Misericordia, Señor, misericordia”… ¿y algo más?


IMG_4423.JPG






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón