Familia Dehoniana

7/11/11

Visión humana del Padre Dehon, por J C Corral Fiz



14-3-1843.  Nace en una región agrícola y ganadera- La Capelle- Francia.
Nace en el seno de una burguesía rural.
Cuando nace su abuelo es el alcalde de la ciudad. Más tarde su padre también será alcalde, al igual que su hermano.
La Capelle es famosa por las carreras de caballos, su familia poseía una caballeriza. Así, se comprende que Dehon practicara la equitación, pero no le atraen ni la vida ni las tareas del campo.
Le llama la atención la vida austera de sus antiguos maestros que son sacerdotes.
Elige ser sacerdote en contra de la voluntad y el pensamiento de su padre.
Licenciado en Derecho, empieza como pasante en un bufete de un procurador.
Catequista de marginados y analfabetos en la parroquia del barrio de París cuando estudia Derecho. Se compromete con las obras de caridad. El joven bien vestido debe soportar los insultos de hombres y mujeres que, a causa de sus condiciones de vida, han perdido toda dignidad humana.
Le gusta viajar, pasión que adquiere junto a su amigo León Paluste, con quien comparte piso. Junto a él visita los museos y los monumentos de París. Su afán de aprender le lleva a abrirse al mundo de la pintura y la arquitectura.
Por la mañana lee media hora la Biblia.

Abril-Julio 1861 (18 años). Vive en Inglaterra para aprender el inglés-
De los viajes Dehon adquiere el sentido de la historia. El siglo XIX es el siglo de la historia, ese sexto sentido del hombre, como lo llamará Nietzsche. Dehon se sitúa históricamente para conocer al hombre en su realidad cotidiana.
Se da cuenta del nivel mediocre de formación del clero, una de las grandes carencias de la iglesia francesa del siglo XIX.

1865-1871. (22-28 años). Hay que destacar su gran determinación para ser sacerdote. Una cualidad suya es que es sensible. Fue duro con sus padres.
Estudia 5 años en la Universidad Gregoriana. Un año de filosofía convalidado el resto por haber estudiado Derecho) y logra el Doctorado, estudia Teología y Derecho Canónico (en ambos adquiere el Doctorado). O sea, cuatro doctorados porque hay que sumar que es doctor de Derecho en París.
Consigue una audiencia con el Papa Pio IX en 1865 a quien manifiesta su vocación.
Es ordenado sacerdote en presencia de sus padres, el 19 de diciembre de 1868 en la Basílica de San Juan de Letrán.
El 8 de diciembre de 1869 con 26 años forma parte de un grupo de 20 estenógrafos en el Concilio Vaticano I.
Dehon es más bien reservado, moderado en sus pasos, y aun vacilante acerca de las grandes elecciones futuras.
Dehon forma parte de los hombres con espíritu de los grandes fundadores, que siempre miran a lo lejos, escrutando el horizonte, para quedar abierto al futuro. Estos hombres crean el porvenir.
17-11-1871. Llega a San Quintín. Es el séptimo y último vicario de la parroquia de la Basílica que engloba 35.000 habitantes. Ciudad textil y ciudad con una gran industria pesada. Se trabaja entre diez y doce horas. Una ciudad obrera. Por todo esto, su fundación está unida a San Quintín,”Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús de San Quintín”. Nada más llegar a San Quintín, estudia la historia local de la ciudad; analiza  la situación social y religiosa.
Lamenta que el ministerio de los vicarios quede absorbido por los entierros, los catecismos y las visitas a los enfermos; una pastoral que no entra en contacto con los trabajadores.
En su primer año de vicario es catequista de 100 niños para la primera comunión.
1872 ( 29 años). El es un educador preocupado por la formación. Abre en 1872 un Patronato. La obra de San José. El Patronato.
Para no dejar a los muchachos en la calle y para darles una educación cristiana más desarrollada, el domingo por la tarde. Primero en el despacho del vicario, luego en el patio de una pensión.
Dehon persigue un proyecto educativo global que atañe a los jóvenes en su formación humana y cristiana. Un proyecto educativo: charlas religiosas, cursos de economía social, biblioteca, caja de ahorro, coro, internado para los jóvenes de alrededor de San Quintín y, también, una agencia de empleo para jóvenes trabajadores en busca de empleo. Por eso llega a tener 500 jóvenes.
1873 (30 años).
Decide agregar un círculo católico de obreros.
Desde julio de 1873, Dehon es capellán de las Siervas del Corazón de Jesús.
Dehon se convierte en un hombre de congresos y de asambleas generales. Participa en la creación de un periódico local. En la diócesis, Dehon empieza a ser conocido y respetado.
1874 (31 años).
Funda un oratorio diocesano para los sacerdotes.

Cuando se presenta una decisión importante, Dehon titubea, duda, sopesa largamente los pros y los contra; busca el consejo que guíe su opción y sostenga la elección tomada. De esto deriva, a menudo, la impresión de un equilibrio complejo.
Su elección de vida religiosa está condicionada por el compromiso apostólico.
El modelo de sacerdote allí presentado, es decir, virtuoso hasta la santidad, heroico, generoso en el sacrificio de sí mismo, en búsqueda de una perfección inalcanzable, corresponde, en lo esencial, al propuesto en los seminarios de la época.

En 1877 (34 años) seguirá la fundación de una escuela secundaria, un colegio católico: el instituto de San Juan. Más tarde, se interesa por la formación de los seminaristas y los sacerdotes a quienes sensibiliza en la dimensión social del ministerio sacerdotal. Con sus escritos espirituales, conferencias y retiros acompaña a muchos hombres y mujeres.
El colegio será un punto de referencia tanto para San Quintín como para la diócesis de Soisson.
San Juan es considerada una obra diocesana, no es considerada como una escuela congregacional.
Su salud se ve desmejorada y empieza a escupir sangre que provocará la inquietud sobre su futuro.
El 31 de julio de 1877, Leon Dehon está solo al empezar el noviciado.
La Congregación nace de un triple encuentro: el P.Dehon, la Madre Ulrich y Mons. Thibaudier. Cada uno aporta un proyecto y estos tres proyectos se entrecruzan: el deseo dehoniano de un sacerdocio consagrado en la vida religiosa, la perspectiva de la hermana de una congregación de sacerdotes-víctimas, y el deseo episcopal de un colegio episcopal.

1878. (35 años)
El 28 de junio de 1878, fiesta del Sagrado Corazón, Leon Dehon hace su profesión religiosa en el pequeño oratorio del colegio San Juan. Nace la congregación que lleva el nombre de “Oblatos del Corazón de Jesús”. Compuesta por un solo religioso, el fundador, el P. Juan del Sagrado Corazón de Jesús. Emite sus votos en manos del Arcipreste de la ciudad, delegado del obispo.
El obispo de Soisson no quiere que se haga público que el Dehon es religioso. Es canónigo. En los primeros años de la fundación, Dehon es conocido sobre todo como actor y escritor social. Es conocido como el “Canónigo Dehon”. Sólo se conoce de él su actividad de “cura demócrata”.
Al final de su vida será reconocido por sus contemporáneos como: director de un gran colegio, conferenciante y escritor social, fundador de una congregación y actor espiritual.
1883 (40 años).
El 8 de diciembre de 1883, el día de la Inmaculada Concepción, el P. Dehon conoce, por medio de su obispo, la decisión del Santo Oficio. La Congregación de los Oblatos del Sagrado Corazón queda disuelta y el superior debe ponerse totalmente a disposición de su obispo en el futuro.
Es el shock y el hundimiento. La decisión de Roma equivale a una sentencia de muerte. El P. Dehon describe este hecho y sus sentimientos como su evangelista preferido – Juan - : todo está consumado – consummatum est -. La sentencia lo deja como muerto, lo desconecta de la realidad que le rodea como si estuviera alelado. Con su sobriedad acostumbrada y esa mezcla de realismo. El hombre está destruido pero el religioso sale a flote. Conserva la pequeña virtud de la esperanza. Durante toda su vida, nunca sabrá comprender la condena romana: a sus ojos es injusta. Al día de hoy, podemos asemejar y comprender por tanto lo difícil de su causa de beatificación y entenderla también como otra condena romana.
El P. Dehon se ve sacudido en sus convicciones, en su personalidad profunda. Los hechos le mandan hacer un análisis para reevaluar todos sus compromisos y sus elecciones. Esta tarea de segunda lectura de su pasado que durará años reequilibrarán su vida y salvarán su obra.
Uno se sorprende ante el cierto candor del P. Dehon y ante su facilidad para confundir lo maravilloso y lo sobrenatural, como si el jurista preciso y minucioso en ciertos campos hubiera guardado un alma de niño.
Monseñor Duval describe al P. Dehon: “un hombre inteligente, activo, un poco llevado al misticismo”.
1884 (41 años).
28 de marzo de 1884 nace la Congregación con un nombre nuevo: Sacerdotes del Corazón de Jesús.
En todo este proceso hay que destacar la obediencia perfecta y la disponibilidad.
1885 (42 años).
El P. Andrés Prevot entra en la congregación en mayo de 1885 y profesa en septiembre.
En 1886 es nombrado maestro de novicios y lo será hasta 1909.
1888 (45 años).
El 25 de febrero de 1888, Roma reconoce al instituto religioso: es “breve laudatorio”.
A partir de entonces, el P. Dehon encuentra la serenidad. Su actividad supera los límites de la diócesis y la región y se va a extender por toda Francia.
En la audiencia que el papa Leon XIII concede el 6-09-1988 al P. Dehon, que acude a darle las gracias por el laudatorio, el Papa recomienda al fundador de los dehonianos que predique sus encíclicas.
1889 (46 años).
En enero de 1889 se produce la publicación de la revista: “ El Reino del Corazón de Jesús en las almas y en las sociedades”. Con un mensaje de esperanza que emana y que se dirige a todos, principalmente al clero y a los que desesperan y están desamparados.
Dehon rechaza el ateismo social.
Su personalidad se caracteriza por ser abierta y equilibrada.
Dice que el siglo XX será el siglo de las asociaciones.
1890-1900.
Este período destaca por la actividad social y cultural. La actividad cultural equivale y la podemos entender como un servicio a la sociedad.
Su espiritualidad marcada por la reparación se vivirá dentro del ruido del mundo.
A partir de 1890, el P.Dehon se transforma en un escritor.
Una obra sociocultural y una obra espiritual. Su obra espiritual y ascética trata de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Escribe lo que vive. De ahí saca el alimento para nutrir su vida mística. Es bajo el ángulo del amor como Dehon percibe y vive el cristianismo. El Dios-Amor llama al hombre.
El P. Dehon es un pragmático que procura compartir sus convicciones, sus análisis y sus intuiciones con sus hermanos.
Sigue fiel a su preocupación pedagógica para con el clero, porque para Dehon sus primeros lectores son los sacerdotes y los consagrados.
Cuida no olvidar nunca el doble propósito: la preocupación de los hombres en el compromiso social y la vida de unión y de oblación a su Señor. La originalidad dehoniana consiste en esta articulación que conjuga el amor a los hombres con el amor a Dios.
En 1894 Dehon publica el gran comentario de la encíclica “Rerum novarum”: el manual social cristiano. Es el actor principal de su difusión, comprensión e interpretación.
Dehon desconfía del liberalismo de la escuela de Angers y ve en él una de las causas de la degradación social y moral de su época.
Escribe más de 130 artículos para revistas especializadas.
Uno de los teólogos que más ha participado en la doctrina social de la iglesia.
El P.Dehon ve esta actividad epistolar como el necesario “apostolado social por medio de los libros”. Es el complemento de otra actividad acentuada: su participación activa en los congresos de los movimientos y asociaciones católicas. El P. Dehon no para y va de un lado para otro de congreso en congreso, una vida nada sedentaria. Conferencias sociales en Roma. Sesiones formativas para seminaristas y jóvenes sacerdotes. Retiros espirituales y sesiones de iniciación en las ciencias sociales y en las practicas pastorales.
Dehon es una referencia y una autoridad en la Iglesia de Francia.
Dehon está herido por la ruptura que existe entre el pueblo, la ciudad industrial y la iglesia. Sufre y busca la causa. Se implica participando en las grandes asambleas y tomando posición. Su participación en el movimiento social cristiano fue “una vocación, una misión providencial”.
El P. Dehon ve la democracia cristiana no como un partido político sino como una voluntad de transformar la sociedad para hacerla justa y caritativa. Ir al pueblo con un programa con obras.
Hombre político e histórico de su tiempo. Más que político es pensador. La reflexión social se inscribe en la dimensión histórica y a nivel europeo. Conoce perfectamente Francia, Italia, Alemania y Bélgica.
Este hombre grande y esbelto, de aspecto digno y reservado, se mostraba paternal con sus alumnos. Por eso, le llamaban “Padre muy bueno”.
Hombre de paz y concordia, a pesar de las calumnias y querellas que se vierten contra él.

1900. SIGLO XX.

Los primeros años del siglo XX en Francia están marcados por una política anticlerical que llegará a la expulsión de los religiosos y a la expoliación de sus bienes.
Desde 1902 (59 años) Dehon se instala en Bruselas, sin abandonar San Quintín. Irá y vendrá entre las dos ciudades. Durante este período difícil, el P. Dehon está casi solo en San Quintín.
En diciembre de 1903, la política antirreligiosa suspende la revista “El Reino del Corazón de Jesús en las almas y en las sociedades. La obra dehoniana deja Francia, pero en 1906 las estadísticas hablan de 300 religiosos.
21 de febrero de 1904, Dehon tiene la dicha de disfrutar de su primera audiencia con Pio X. En 1906 otras dos audiencias, para el 4 julio de 1906 es aprobada la congregación. Entonces viaja a Brasil y visita a sus religiosos. De ahí va a Uruguay y a Argentina.
Al regresar en enero de 1907 viaja a Roma, y funda la congregación en Italia. Visita Prusia y Dinamarca, San Petersburgo, Moscú, Cracovia, Praga, Finlandia.
1910 (67 años): su “viaje alrededor del mundo”. En septiembre estará en el congreso eucarístico de Montreal. Su periplo lo llevará de EE.UU. a Japón, a Corea, a China, a Filipinas, a Indonesia. De allí pasa a Ceilán y luego a la India. El 21 de febrero de 1911 llega a Jerusalén.
El 11 de marzo de 1911 tiene una audiencia con Pío X.
También tendrá estrechas relaciones con Benedicto XV, el Papa del Sagrado Corazón.
Agosto 1914 (71 años). El P. Dehon está en San Quintín cuando estalla la I Guerra Mundial. Prisionero en esta ciudad por los sangrientos combates, la ciudad es ocupada y totalmente destruida en 1917, después de evacuar a sus habitantes a Bélgica.
A su vuelta en 1919, la ciudad es una “ciudad mártir”.
“Durante toda la guerra solo encontré un francés que, frente a los alemanes, supo conservar el dominio de sí mismo y el sentido de la dignidad: el P. Dehon”.
Dehon destaca por su bondad, la acogida, la hospitalidad.
La Casa del Sagrado Corazón está superpoblada por los refugiados hermanos y sacerdotes franceses y alemanes.
A los 75 años cultiva el jardín alrededor de la casa del Sagrado Corazón. Cuida flores y arbustos como una forma de recreo y descanso.
El P. Dehon experimenta la dicha de ver crecer y extender su obra: en 1904 hay 250 religiosos y 30 novicios, en 1910 hay 326 religiosos y en 1925 cuando él muere hay 700 religiosos y 80 novicios.
Benedicto XV le pide al P. Dehon el proyecto para levantar en Roma la basílica en honor del Sagrado Corazón. El 18 de mayo de 1920, el fundador con 77 años, se colocará la primera piedra del edificio. La basílica será inaugurada en 1934, está dedicada a Cristo Rey, y no como estaba previsto al Sagrado Corazón porque Roma ya poseía un edificio con este título.
La muerte no sorprenderá al P. Dehon. A medida que envejece se prepara con gran emoción. Los últimos meses de la vida del P. Dehon son como toda su vida: morirá como ha vivido: con Dios y con los hombres.

Juan Carlos Corral Fiz .
Laico Dehoniano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Laicos Dehonianos-Video

Video clip donde el corazón